Suspicacias en los partidos pequeños de IU por los nuevos criterios de financiación de la coalición

Pedro Granados, responsable de organización de IU, lo negó ayer, pero lo cierto es que los nuevos criterios de financiación que intenta imponer la dirección de IU perjudicarán a alguno de sus partidos. Franco González, del Pasoc, habló ayer de intento de disolver a las pequeñas organizaciones asfixiándolas económicamente. Nueva Izquierda también teme que, en buena medida, en el rechazo a su integración tenga mucho que ver la cuestión económica y la merma que para los demás partidos supondrá que haya uno más en el reparto de fondos. Mientras, Izquierda Republicana pide que se clarifique la financiación de cada uno -sobre todo la que viene por vía institucional-, y que para el reparto se utilicen criterios objetivos.La propuesta de Pedro Granados de retirar a los partidos que la integran cualquier posibilidad de recibir directamente dinero institucional ha levantado los recelos en organizaciones que, como el Pasoc, prefieren administrar lo poco o mucho que tengan en sus propios bolsillos. Franco González calificó alguna de las propuestas de "ilegales". "Hay interpretaciones que sostienen que la financión institucional para el funcionamiento de los grupos, municipal o parlamentario, no debe ir a las organizaciones, sino al propio grupo", argumentó.

Franco González señaló que "la medida puede beneficiar al PCE, pero perjudica a los pequeños". González apuntaba así a uno de los criterios que se manejan para el reparto de los fondos: Ia participación en el desarrollo de IU". "¿Alguien puede decir quién contribuye o no al desarrollo de IU?". En el fondo de todo el dirigente del Pasoc teme que la propuesta vaya encaminada a disolver los partidos y hacer una única organización política.

Para Isabelo Herreros, de Izquierda Republicana, el problema es que "hay que establecer criterios objetivos para el reparto de los fondos. Y algunas organizaciones tendrán que explicar el origen de su financiación". Herreros recordó que en los estatutos de IU se dice que "el dinero institucional debe ir directamente a IU, que luego lo reparte entre sus socios".

En el fondo, las propuesta de la dirección de IU no han hecho mas que sacar a la luz lo que ya es un viejo problema de la organización y que, hasta ahora, se ha venido manteniendo artificialmente. De aprobarse el nuevo sistema, los partidos no podrán gestionar ni una peseta del dinero público que reciban por cualquier vía. Y, además, IU no se hará responsable patrimonial, "ni solidaria ni subsidiaria con respecto a las finanzas de los partidos". Para Franco González "eso es ya la guinda. Nosotros tenemos que entregar todo el dinero, pero, en caso de, necesidad no podemos contar para nada con IU". Lo cierto es que IU ha avalado financieramente a alguna de sus organizaciones, lo que ahora ya no podría hacer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de enero de 1997.

Lo más visto en...

Top 50