Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maldonado: "Ves cómo se entrena y acabas pensando que es normal"

"Hay jugadores que ves cómo maduran y cómo envejecen, pero a Chichi no se le notan los años". Salva Maldonado, técnico del TDK Manresa, reconoce que una parte muy importante de los éxitos que en las últimas temporadas está cosechando su equipo se debe a la aportación de Creus. El base es un poco el padre del resto de los jugadores del TDK.El ex entrenador del Manresa y del Barcelona Antoni Serra, que tuvo al jugador dos temporadas en su equipo, opina que lo que le mantiene es "la ilusión por jugar". El hermano de Chichi, Jordi, que precisamente le cedió el puesto de base en el TDK, asegura que sigue porque "tiene ilusión" y porque no ha perdido "el espíritu ganador de cuando era niño". Añade que su hermano ha sido "un hombre muy trabajador, constante, que ha sabido muy bien hasta dónde podía llegar y que se conoce tan bien a sí mismo que sabe qué debe hacer para estar en buenas condiciones para saltar a la pista". Linton Townes, otro ilustre veterano del TDK y de la ACB que está a punto de cumplir 37 años, admira, sobre todo, la fortaleza física y la inteligencia sobre la pista de Creus, ya que "para un base que debe ser rápido, ágil y listo es muy difícil jugar con 40 años".

¿Hasta cuándo?

Maldonado asegura que en estos momentos Chichi está en una condición óptima, tanto física como mentalmente, y recurre a la ilusión para buscar una explicación a su impresionante carrera. Admite Maldonado que se trata de un caso "increíble", pero asegura que viendo "cómo entrena y cómo responde en los partidos, acabas pensando que es normal. Las ganas de victoria y la competitividad son su energía. Las buenas campañas del equipo le permiten no bajar el nivel". Desde que llegó a Manresa, hace cuatro temporadas, Creus ha renovado año a año. No se plantea metas más ambiciosas, pero sabe que mientras esté Maldonado allí "siempre tiene un sitio".

Jordi Creus cree que su hermano aún puede alargar su carrera dos o tres años más y Townes, en tono irónico, afirma: "Mientras él [Chichi] aguante, yo también". Serra predice que Creus seguirá mientras se sienta útil para el equipo. Y Maldonado sentencia: "No lo veo calentando banquillo".

Este Chichi Creus, veterano introvertido, fue el que un día le planteó a Antoni Serra que quería dejar el Barça tras ganar una Liga y una Copa porque la presión y el ritmo de viajes le saturaban. El jugador decidió regresar a Granollers, su tierra y su equipo, y quizá pensó que algún día se podría retirar jugando allí, pero el equipo desapareció antes que él. Cuando jugó en el Barca, Chichi compartió la dirección del juego con Nacho Solozábal, y Serra asegura que este último todavía podría estar en las canchas del baloncesto español si no se le hubiese mirado el DNI, ya que se dice que un jugador a partir de los 30 pasa a la categoría de viejo. Chichi lo debe de tener escondido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de noviembre de 1996