Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

LA ABUELA CUMPLIÓ 113

Carmela Figueró, la abuela de España,cumplió ayer 113 años en su domicilio de Nigrán (Pontevedra) disfrutando de una relativa buena salud. Apenas ve ni oye, "pero funciona como un reloj", dice la hija que la atiende, Julia, de 76 años. Todos los días se levanta sobre mediodía, después de comer una papilla de cereales y una manzanilla. Antes, al despertar, toma un café con leche. "Ya no le apetecen galletas como antes", precisa Julia, "se alimenta sólo de líquidos". El cumpleaños, ayer, no alteró este régimen, aunque Carmela madrugó un poco más de lo habitual para recibir las felicitaciones de sus vecinos. El alcalde de Nigrán, José Villar, acudió a media tarde con vanos concejales y representantes de diversas asociaciones locales para entregar a la anciana un ramo de flores y una placa conmemorativa de plata. Leyó un discurso de exaltación de la longevidad, una bisnieta también le dedicó una poesía y en la casa hubo fiesta con gaiteros y bombas de palenque. La anciana acostumbra a acostarse sobre las siete de la tarde. Ayer, seguramente alterada por el trajín de la celebración, aprovechó uno de sus momentos de lucidez para pedir que la llevaran a la cama una hora antes. "Fue lo que mejor se le entendió", dijeron varios testigos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1996