Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las juventudes del partido de Pujol creen agotado el acuerdo con Unió

O fusión de Unió con Convergencia o ruptura de la coalición. Esta es la propuesta que discutirá la Joventut Nacionalista de Catalunya (JNC), las juventudes de CDC, en el congreso que celebrará los próximos días 18, 19 y 20, y que se traducirá también en enmiendas que presentará al congreso de Convergència de un mes después. "Todo apunta a que la fórmula actual de colaboración está agotada", señala la ponencia de la JNC.

No es la primera vez que las juventudes del partido que lidera Jordi Pujol lanzan una propuesta de fusión de los dos partidos que forman la coalición Convergencia i Unió. Pero esta vez más adhesiones que en otras ocasiones cuando lo propongan al congreso del partido. Hasta 200 delegados al 10º Congreso de CDC militan en la JNC, de un total de 1.700, pero su ámbito de influencia sobre otros congresistas es más amplio. Las, relaciones con Unió estuvieron en el centro del debate del último congreso de CDC (1992), porque Miquel Roca renunció a la reelección como secretario general alegando que, como Jordi Pujol no le apoyaba en sus intentos de poner firmes a los socios democristianos, él se había convertido en un obstáculo para la continuidad de la coalición. El caso Unió fue interpretado por Pujol como una excusa de Roca para disputarle el liderazgo del partido. La crisis se saldó con una solución de compromiso, pero los encontronazos entre ambos han aumentado, sobre todo con ocasión de las elecciones municipales o, más recientemente, cada vez que Josep Antoni Duran Lleida adquiere protagonismo en las relaciones con el PP.

"Espiral de deterioro"

El análisis que hace la JNC de la salud de la coalición es muy pesimista: "Las relaciones entre CDC y UDC han entrado en una espiral de deterioro". "Resulta lógico que ( ... ) después de 19 elecciones, empiece a sufrir síntomas de agotamiento". "Después de 17 años ininterrumpidos, una coalición electoral pierde toda virtualidad". "Las coaliciones sólo tienen sentido cuando juntos se tiene más fuerza que separados; esta podría no ser ya la situación actual". "Hay suficientes indicios de que el fortalecimiento de UDC sólo puede hacerse a costa de CDC, o que la tranquilidad de CDC sólo es posible con el silencio de UDC". "La sociedad empieza a percibir las disensiones entre dirigentes ( ... ) y se trasladan y refuerzan entre los cuadros territoriales". "Hay una sensación de desavenencia y que, quizá, el único lazo que nos queda es el poder compartido", etcétera.La fórmula nueva que propone la JNC es la fusión en un nuevo partido, Convergència i Unió, aunque sea de forma gradual. Y si la fusión no es viable porque una de las partes no quiere, la ruptura de la coalición electoral. Aunque podría mantenerse un pacto de gobierno estable en la Generalitat, apunta la ponencia. La JNC se revuelve también contra un pacto que otorga a Unió el 25% de los cargos electos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de octubre de 1996