Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUTÓMOVILISMO: MUNDIAL DE RALLIES

Tommi Makinen alcanza el titulo al vencer en Australia

No hay que esperar más. Tommi Makinen, el nuevo finlandés volador, llevó ayer su Mitsubishi Lancer a la quinta victoria del año en el Rally de Australia y sentenció el campeonato del mundo de la especialidad. Viajará a San Remo y a Cataluña, para las dos últimas pruebas de la temporada, con el título mundial asegurado, el primero en la historia de este fines de 32 años. El español Carlos Sainz (Ford Escort), mientras, acabó tercero en Australia e intentará buscar el subcampeonato en lucha con el sueco Kenneth Eriksson (Subaru Impreza), que ayer se clasificó segundo.Sainz se quedó a cuatro segundos de aplazar lo inevitable. Si el bicampeón español hubiera terminado segundo, la fiesta de Makinen y de Mitsubishi no habría sido tan grande. Habrían tenido que esperar para celebrar el título. Pero a Sainz le faltó esa pizca para mantener viva la esperanza, aún remota, de alcanzar su tercera corona. No encontró premio su esfuerzo de la última etapa en Australia, en la que fue el más rápido en seis de los ochos tramos del día. "El Mundial ya estaba casi imposible antes de empezar este rally", comentó Sainz, "Mitsubishi ha tenido una temporada fantástica y Makinen ha pilotado muy bien. Merecían este título".

Makinen, el nuevo héroe de Finlandia, recoge el testigo de la larga tradición de su país en el Mundial de rallies, pues de las 18 ediciones disputadas desde que se inició el campeonato del mundo, en 1979, ocho las han ganado pilotos finlandeses. Su rapidez y su seguridad, combinadas con el excelente rendimiento del Mitsubishi, le han llevado a dominar rotundamente el Mundial de 1996.

Con la victoria en Australia, fraguada durante las dos primeras etapas, Makinen se ha impuesto en cinco de los siete rallies disputados este año. En el Acrópolis de Grecia fue segundo, y sólo tuvo que abandonar, por un accidente, en Indonesia, escenario de la única victoria de Sainz y el Ford.Tras su triunfo, Makinen, de 32 años, se mostró como siempre parco en palabras. "Estoy muy satisfecho porque he podido cumplir mi sueño de toda la vida", dijo el nuevo campeón, que se inició en los rallies con el afán de imitar a su ídolo, el tetracampeón mundial Juha Kankkunen. El nuevo campeón del mundo ganó el Rally de Australia con 1m 17s de ventaja sobre Eriksson, y 1m 21s sobre Sainz. "En la última etapa estaba seguro de ganar", reconoció. "Mi ventaja era suficiente. Las condiciones complicaron el rally pero mi coche estuvo perfecto".

En el Mundial, la ventaja de Makinen es inalcanzable -41 puntos- y por eso, aunque quedan dos rallies -40 puntos en juego-, el finlandés es el nuevo campeón del mundo. Sainz aún tiene objetivos. "Lucharemos por el subcampeonato y preparararemos la próxima temporada", explicó. El piloto español dispone de ocho puntos de ventaja sobre Eriksson.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 1996