Tribuna:EL QUIRÓFANOTribuna
i

Mi gozo en un pozo

Un entrenamiento. Poco más de un entrenamiento ha supuesto este partido para los jugadores del Barça. El AEK Larnaca fue el equipo que se esperaba. La diferencia era abismal. Sin embargo, durante unos minutos enmudecieron el estadio olímpico. ¿Se imaginan? Cosas más difíciles se han visto. Robson. No sé si lo está intentando, pero difícil lo va a tener para conseguir que este equipo juegue con cierto sentido colectivo. Seguramente no lo necesita. La calidad individual le resolverá las situaciones como las de ayer. Sin embargo, no siempre aparece la individualidad. Por el centro. Todos los jugadores del Barça se empeñaron en querer entrar por el centro. Ni, la habilidad de Giovanni, Ronaldo, Figo o Prosinecki es capaz de superar a ocho jugadores bien plantados, aunque sean electrícistas o carpínteros,. Ronaldo lo intentó,10 veces, pero el balón sólo entró en la portería contraria dos. Recurso. Llevar el balón en los pies y retenerlo sin sentido es poco practico. El regate debe ser un recurso en ciertas zonas del campo, no una obligación. Con la entrada de Guardiola el juego se agilizó. El cansancio de los chipriotas facilitó un ataque en tromba. Lo único que le faltó al portero fue llevar sotana. Ronaldo no hubiera marcado. La disculpa. Me había sentado en el sillón dispuesto a ver todos los goles del mundo. Mi gozo en un pozo. Ni goles, ni juego, ni nada. Me aburrí bastante. Sólo un poco al final. Casi mejor que hubieran jugado en el Camp Nou, por aquello de que ya tenían disculpa. Suele pasar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 12 de septiembre de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50