Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asistencia media a un partido de futbol veraniego no llega a las 8.000 personas

La ración de fútbol agosteño no atrae a los espectadores a los estadios. En el casi medio centenar de partidos de preparación en los que han intervenido equipos de primera en lo que se lleva del mes, la asistencia media no ha superado la exigua cifra de 8.000 espectadores. Todos los datos manejados en los primeros 15 días de pretemporada anuncian que, salvo contadas excepciones, el negocio lo hacen exclusivamente las televisiones, que con partidos de escasa afluencia de público consiguen unas audiencias que les sitúan a la cabeza de los programas más vistos del día.

En esta pretemporada, la quedará paso a la que ya se ha anunciado como la mejor Liga del mundo, la tónica no se ha invertido y en un partido perteneciente al trofeo Isla de Tenerife, el Zaragoza-Royal Amberes, la asistencia fue de 200 personas. El Heliodoro Rodriguez tiene capacidad para 22.500. Miembros del club canario reconocieron que la razón de que "la asistencia haya tenido cifras muy bajas, es del periodo estival, el éxodo de la gente y la televisión". Más datos. El trofeo Ciudad de Alicante, celebrado durante los días 4, 5 y 6 de este mes, que reunió al actual campeón de Liga y Copa -el Atlético de Madrid-, además del al Valladolid, al Hércules y al Sporting de Gijón, no consiguió superar los 5.000 espectadores en un campo cuyo aforo es superior a los 30.000, aunque la audiencia televisiva de la final llegara casi a los dos millones y medio. Días más tarde el trofeo Ciudad de Sevilla, celebrado en el estadio del Betis (47.500. plazas), no pudo reunir a más de 4.000 aficionados en el primer duelo de la temporada entre el Atlético de Madrid y el Barcelona. Algo mejor estuvo la audiencia televisiva (dos millones). La lucha por el tercer y cuarto puesto entre el Atlético y el Extremadura apenas superó el millar de entradas vendidas. La final entre béticos y culés consiguió reunir a 15.000 espectadores en el campo y a casi tres millones delante de la pantalla. La media de asistencia a un torneo de verano se incrementó ligeramente con el Trofeo Colombino, disputado en el campo del Huelva, con un aforo de 13.000 espectadores, y en el que se consiguió la media entrada en tres de los choques salvo en la'final, que se rozó el lleno (10.000 espectadores). En este sentido el gerente del Huelva, Emilio de la Riva, aseguró que con estos torneos de verano "lo que se intenta es salvaguardar la imagen de un club, más que conseguir un beneficio económico".Otro de los torneos que ha conseguido mantenerse con una respetable entrada ha sido el coruñés Teresa Herrera, que con equipos como el Deportivo, Ajax, Juventus y Botafogo, las tres jornadas del torneo han rozado la mitad del aforo (30.000).

En enfrentamientos aislados, a partido único, la tendencia sigue siendo la misma. Por ejemplo, el primer derby asturiano entre el Sporting de Gijón y el Oviedo, jugado en el campo, de este último, la entrada apenas superó los 6.000 aficionados. Otro duelo vecinal entre la Real Sociedad y el recién ascendido Logroñes, sólo motivó a 1.500 espectadores. Otro torneo a único partido, el Ciudad de Gijón, no consiguió una gran entrada para ver al Real Madrid y al Sporting, (9.000 espectadores), pero sí una audiencia televisiva que superó los tres millones. Unicamente recuperan esta curva descendente tres partidos amistosos: el que disputaron en Elche el Madrid y el Torino, al que asistieron 35.000 espectadores (dos millones de televidentes); el jugado en Pamplona entre el equipo local y el Milan, que reunió a 20.000 aficionados, y el Madrid-Deportivo jugado en Málaga (31.000).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de agosto de 1996

Más información

  • Los aficionados desertan de los estadios pese al atractivo de las nuevas estrellas