Solidaridad con un diario desaparecido

La Plantilla del 'Ya' pone a la venta el primer y el último números del periódico para recaudar fondos

"Salió el Ya, salió el Ya", voceaban entusiasmados los trabajadores de este periódico ayer por la mañana en la Puerta del Sol de Madrid. Como si nada hubiera ocurrido, como si el histórico rotativo madrileño, que nació durante la II República, siguiera publicándose, los trabajadores invitaban a los transeúntes a comprar dos periódicos por el precio de uno. Por 220 pesetas se vendía el primer y el último números del Ya, aunque el precio último lo ponía el comprador de los ejemplares del 14 de enero de 1935 y del 14 de junio de 1996. La plantilla del Ya recaudó ayer unos dos millones de pesetas por la venta de los 12.000 ejemplares que vendieron en la calle.Han pasado 61 años y cinco meses de una fecha a la otra, de la puesta en marcha de un nuevo periódico a su cierre. Entre medias, la historia de, España, contada por un diario que vivió su época de mayor gloria en los años setenta. El Ya cierra, pero su plantilla no se resigna a que su cabecera caiga en el olvido.

La. idea surgió cuando se agotaron los ejemplares de la edición del viernes en los quioscos y muchas personas se acercaron al edificio del diario para comprar el último ejemplar del Ya.

El azar ayudó a fraguar la iniciativa: los problemas de distribución hicieron que se quedaran en el periódico 6.000 ejemplares. ¿Qué hacer con ellos? Sacarlos ayer a la calle, conjuntamente con otras 6.000 copias del primer número, para venderlos al estilo antiguo, voceándolos.

La venta congregó a cientos de personas en el puesto que montaron los empleados alrededor del oso y el madroño en la Puerta del Sol.

En el acto, los trabajadores del Ya recibieron también la solidaridad de los líderes sindicales, que se acercaron hasta el puesto para expresar su apoyo a la plantilla. El secretario general de Comisiones Obreras, Antonio Giatiérrez, pidió a la Comunidad. de Madrid que no cejara en su esfuerzo por conseguir un empresario que pudiera "resucitar" el diario. Mientras, el líder de . UGT, Cándido Méndez, calificó de "tropelía" la desaparición del periódico, "porque el Ya es una cabecera importante".'

La actriz, y cantante Ana Belén pagó 20.000 pesetas por sus dos ejemplares del Ya. Es el sobreprecio de la solidaridad con unos trabajadores que han peleado durante tres años por mantener a flote su diario. Es una tragedia que desaparezca un medio de comunicación, y más si lo hace de esta manera", dijo Ana Belén, que expresó su admiración por los trabajadores.

Jaime Lissavetzky, secretario general de la Federación Socialista Madrileña, lamentó "que no haya empresarios emprendedores en lugar de especuladores". Lissavetzky aludía a Aurelio Delgado, presidente de Edica, la empresa editora del Ya, a quien los trabajadores culpan del cierre del periódico. Para el portavoz del grupo socialista del Ayuntamiento de Madrid, Juan Barranco, la desaparición de una cabecera de periódico "supone una pérdida de pluralismo democrático".

El dibujante Forges, el periodista Luis Carandell, el humorista José Luis Coll y el actor Sancho Gracia fueron algunos de los famosos que también se dieron tiempo para acercarse a la Puerta del Sol.

El presidente del comité de empresa, Miguel Revuelta, instalado con un micrófono a un lado de la estatua, instaba a los viandantes a acercarse a comprar un ejemplar y conocer la historia del cierre del periódico, mientras los redactores y demás empleados se afanaban en, dar explicaciones a quien lo solicitara sobre los motivos del cierre del Ya.

No importaba el calor, el objetivo era vender todos los ejemplares y, sobre todo, informar, ahora de boca en boca, de las desventuras que desde el 31 de julio de 1993 atraviesan los 160 hombres y mujeres que hasta el viernes pasado se afanaban en sacar cada día un ejemplar.

En una llamada a la solidaridad de los ciudadanos con la plantilla del diario, los trabajadores dijeron que el acto de ayer era un gesto "para que no se olviden" de los empleados de un periódico desaparecido.

Los dos millones de recaudación por la venta de ayer se repartirán equitativamente entre los trabajadores, que no han podido cobrar sus indemnizaciones por la, insolvencia de la empresa editora. Las sumas y las restas no asustan a la plantilla del Ya, acostumbrada a llevar la contabilidad del díario por el sistema de la cuenta de la vieja".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción