Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FASE FINAL DE LA NBA

Utah reduce distancias en la final del Oeste

Byron Russell fue el protagonista inesperado, el salvador de los Utah Jazz en su complicada final ante Seattle Supersonics. Ganó Utah (96-76) por lo que la eliminatoria, al mejor de siete partidos, está en dos victorias a uno para Seattle. Sin Russell, un hombre marginal en los dos primeros partidos, Utah quizás estaría ahora preparando las maletas. "Si hubiéramos sido afortunados, hoy Russell se habría roto la mano en un accidente de tráfico", bromeó el técnico George Karl, que aceptó la derrota aunque no le gustaron algunas decisiones arbitrales.Russell sólo había jugado siete minutos en los dos primeros partidos, con un porcentaje del 22% en los lanzamientos. El viernes por la noche fue un reserva de lujo: 24 tantos y 10 rebotes. Su anotación, junto a los 28 puntos de Malone y los 28 de Hornacek, explica el resultado. Seattle empezó bien, pero acabó sin ritmo. Kemp (siete tantos) volvió a tener problemas con las faltas personales y no pudo ayudar a su equipo. Las pérdidas de balón, hasta un total de 27, lastraron el juego ofensivo de Seattle, que terminó con un pobre porcentaje del 39%. Lo mismo que el banquillo de Utah fue fundamental, el de Seattle, habitualmente más numeroso y versátil, no colaboró: en los dos primeros partidos, los hombres de banquillo totalizaron 55 tantos, por sólo ocho en el encuentro del viernes.

"Creo que muchos pensaron que la eliminatoria estaba resuelta después de vernos perder los dos primeros partidos", dijo Hornacek. "Pero vamos a seguir trabajando, porque jugando en casa lo hacemos con gran confianza". Moses Malone, que capturó 18 rebotes, coincidió en que la clave estuvo en la aportación de Russell. "Ha hecho un gran trabajo. Habíamos hablado de que el banquillo tenía que aportar más, y creó que él saltó a la cancha y nos dio lo que necesitábamos. En realidad, lo que necesitamos son diferentes héroes en las diferentes noches".

Utah ha convertido en victorias todos los partidos que ha jugado en casa en esta fase final (7), mientras que Seattle sufrió ayer su primera derrota a domicilio: llevaba cuatro victorias en los cuatro partidos que había jugado fuera de casa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de mayo de 1996