Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO FINAL A CUATRO

"No tenemos la Copa pero somos los ganadores"

El equipo español reclama ante la FIBA que se repitan los últimos segundos

Las palabras se atropellaban, los intentos por mantener la calma se unían a las muecas de desesperación, los acontecimientos se precipitaban. No había lugar para explicar, siquiera superficialmente, el partido. La jugada , la última jugada era la referencia de todos los que, perdiendo la cuarta final de la Liga Europea en la historia del Barcelona, se marcharon de Bercy con una sensación contradictoria: Habían perdido pero se sentían los verdaderos ganadores. "Tenemos la sensación de que somos los verdaderos ganadores. La sentencia de Jiménez, el capitán azulgrana, el mismo que tuvo que reprimir la rabia por no haber ganado esta misma competición en este mismo escenario en 1991 ya que ni siquiera la pudo jugar a causa de una lesión, resumiló la sensación que anidó en el vestuario azulgrana al que trató de consolar con su presencia el presidente del club, Josep Lluís Núñez.El Barcelona recibió a última hora de anoche una compensación moral de los colegiados. Tras ver la bandeja de Montero por televisión, los colegiados reconocieron públicamente su equivocación. Sin embargo, la reclamación elevada por el club catalán ante la FIBA no tiene nada que ver con dicho lance, sino con la última posesión del Panathinaikos. Entiende el Barça que el conjunto griego inició su última jugada cuando restaban 38 segundos de partido y que agotó el tiempo de posesión. Y se queja de que la bocina arbitral no se activó. Su reivindicación, por tanto, no consiste en que le den por válida la canasta de Montero, sino que le concedan una última posesión durante los segundos que demuestre el vídeo.

"Ahí dentro", dijo muy sereno, muy entero Jiménez señalando la puerta del camerino, "hemos estado muy tranquilos por el partido que hemos hecho. Hemos explicado nuestras sensaciones y hemos acabado con la certitud de la injusticia que han cometido con nosotros. La sensación ha sido de una rabia absoluta". Alguien le recordó a Jiménez la frase que pronunció pocos días antes del la Final a Cuatro el entrenador del Olympiakos, loanis loánidis, refiriéndose al tipo de arbitraje: "Jugando el Panathinaikos, al Barcelona no le vale la pena siquiera viajar a París". El capitán azulgrana prefiere obviar la referencia pero asegura: "Ha sido canasta clara, además el reloj se ha detenido durante unos segundos y ha existido una falta a Galilea. El Barcelona ha sido el verdadero ganador. Lo que cuenta es que después de haber ido con mucha desventaja no hemos perdido una sóla opción. No tenemos la Copa pero somos los auténticos campeones".

Montero relató la jugada decisiva de la que fue protagonista: "El balón estaba muy mojado. Creo que Giannakis lo ha perdido, Godfread lo ha tocado, luego me parece que ha sido Galilea el que ha tocado. Yo había salido disparado corriendo hacia adelante. El balón me ha venido un poco retrasado. Lo he cogido. Sabía que quedaba poco tiempo. He lanzado. Creo que ha tocado el tablero y que después ha llegado alguien, Vrankovic me parece, y lo ha tocado".

El protagonista de la jugada se llevó a engaño en ese momento: "Estaba convencido de que iban a dar la canasta válida. Desde luego el árbitro lo llevará en su conciencia toda la vida porque no se le puede quitar de esa manera una Copa de Europa a un equipo". Montero continúa refiriéndose a la conciencia, pero en este caso, a la propia: "El día que me retire no me podré hacer ningún reproche. Me voy con mal sabor de boca porque sabemos que tenemos la razón y no podemos hacer nada. A unos les costará más y a otros menos superar esto pero no podemos reprocharnos nada y esperamos que hayan más ocasiones para ganar esta competición aunque personalmente cada vez será más dificil".

"Eso sí es mala suerte"

"Yo no puedo pronunciarme sobre la jugada de Montero", expuso Aíto García Reneses nada más acabar el partido, "pero sí digo que ha habido falta a Galilea al final. Hoy, más que nunca, tenemos que hablar de mala suerte, porque si bien es verdad que hemos ido mucho tiempo a remolque, el partido al final era nuestro. ¡Eso es mala suerte!". Y acabó: "Ahora no nos queda otra alternariva que ganar la Liga, y a eso vamos".Una vez visionado el vídeo del partido, el técnico azulgrana insistió en sus argumentos: "No enjuiciamos las jugadas en cuestión o como tales, sino que reclamamos que hay seis segundos que debemos jugar, pues en el último ataque del Panathinaikos se superan como mínimo en dos segundos el tiempo de posesión. Debían pitar límite de tiempo y darnos el balón. Si el error de la mesa anotadora prospera, estaremos contentos y si no no quiero desesperarme".

Bozidar Maljkovic replicó diciendo que la última jugada del Barça estaba fuera de partido. "Hemos controlado el ritmo del encuentro, porque era el único camino para ganarlo.. , apuntó el técnico del Panathinaikos. "Hemos luchado contra todo un equipazo, contra nueve jugadores", agregó, "y cuando juegas con prácticamente toda la selección española tienes que hacer trampas". Cuando se le requirió, sin embargo, sobre la última jugada, afirmó: "Hemos estado mandando durante 37 minutos y merecimos ganar; ahora, si ustedes quieren polémica, la tendrán. Es muy, fácil hacer polémica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de abril de 1996