Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camino del billón olímpico por pantalla

Samaranch asegura el futuro del COI con la venta televisiva de los Juegos hasta el 2008

Juan Antonio Samaranch decidirá en 1997 si se presenta o no a la reelección como presidente del Comité Olímpico Internacional (COI). Haga lo que haga, al cumplir 17 años en el cargo, mandará o dejará una empresa inmensamente rica que recogió en la miseria moral y con amenaza de ruina casi inminente. El COI se ha asegurado su presente, su futuro y hasta su jubilación. El suyo, que es también el de sus dos pilares, las Federaciones Internacionales (FI) y los Comités Olímpicos Nacionales (CON).El máximo organismo olímpico ha firmado en apenas seis meses con el mejor cliente, Estados Unidos, y con el segundo, Europa, los contratos para la retransmisión de los tres Juegos de Verano del 2000 al 2008, y de los dos de Invierno del 2002 y del 2006, por un total de 5.843 millones de dólares, unos 730.000 millones de pesetas. Como aún le quedan apéndices del resto del mundo -especialmente Japón y Australia, que firman estos días-, el camino del billón es una ruta ya olímpica del siglo XXI.

La NBC compró el pasado 7 de agosto los derechos para los Juegos de Verano de Sydney 2000 por'715 millones de dólares y los de Invierno de Salt Lake City 2002, en su país, por 555, es decir, unos 160.000 millones de pesetas. Fue su primera gran apuesta, aunque nada comparable a la segunda, cuando el 12 de diciembre adquiría la exclusiva de las ediciones veraniegas del 2004 y del 2008, así como la invernal del 2006 por 2.300 millones de dólares, unos 285.000 millones de pesetas.

La triple tacada de compras la completó el 30 de enero pasa do la UER al hacerse para Europa con todo el paquete de cinco Juegos que había obtenido la NBC entre agosto y diciembre.

En total, unos 180.000 millones de pesetas.

El COI ha ido subiendo sus tarifas y lo primero que firmó fueron los 375 millones de dólares que pagó la CBS por los de Invierno de Nagano 98 y los 456 de la NBC por los de Atlanta, o sea, otro pequeño pellizco de 105.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de febrero de 1996