Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sainz se exhibe sobre la nieve en Suecia

La demostración de Carlos Sainz (Ford) sobre la nieve vivió ayer un segundo capítulo en Suecia. Contra los mejores expertos, el campeón español siguió siendo capaz de batirse por las posiciones de honor en el primer rally de la temporada. Demostró otra vez lo que ya se sabía: es el único piloto del mundo, el primero en la larga tradición de los rallies, que puede aspirar a un triunfo en cualquier terreno, con cualquier coche y frente a cualquier rival. Ayer se aupó hasta la segunda posición del Rally de Suecia, superando al finlandés Juha Kankkunen (Toyota), y se convirtió en la principal amenaza para el dominador de la prueba desde el inicio, el también finlandés Tommy Makinen (Mitsubishi).

Si el viernes, en la primera etapa, Sainz sorprendió, ayer, en la segunda, lo que hizo fue confirmar. Hoy, tras la tercera, terminará la carrera y, sea quien sea el vencedor, la historia recordará la imprevista exhibición del bicampeón español en su estreno con Ford en el primer rally de 1996. "No puedo quejarme", explicó. "Las cosas están yendo mucho mejor de lo que esperábamos".Su capacidad de adaptarse y de convertir un coche en ganador desde el principio ya no ofrece dudas. Después de Toyota, después de Subaru, lo está logrando con Ford. Y con cada tramo que cubrió ayer, creció la certeza de que la de 1996 va a ser una buena cosecha para el campeón español. Quizá esta tarde, cuando el Rally de Suecia termine en Kaarlstad, Sainz no sea el triunfador, pero quedará algo seguro: la sensación de que hay futuro.

, Plenamente instalado en el trío de candidatos al triunfo, Sainz terminó anoche la segunda etapa en segunda posición a apenas 15 segundos del primero.Sobre todo, quedó en disposición de luchar por la victoria hasta el final. Durante la jornada final, su objetivo será superar a Makinen, al tiempo que controlar a Kankkunen, tercero 21 segundos detrás suyo.

Ayer, la desventaja de Sainz respecto al líder Makinen jamás estuvo por encima del medio minuto. Todo un éxito para alguien que antes de tomar la salida anteayer aseguraba que el podio era una quimera. Hoy se batirá por el triunfo.

La jornada de ayer fue blanca, muy blanca. Nevó durante todo el día y eso perjudicaba, teóricamente, a los pilotos que abrían la carrera. Pero ni a Makinen, ni a Kankkunen, ni a Sainz, pareció importarles. Su batalla les llevaba cerca del límite. Sólo el campeón del mundo, el escocés Colin McRae, dio la impresión, de aprovechar la circunstancia de partir más atrás pero pagó su ataque con un trompo y no logró recortar la distancia. Afronta la última etapa a 1 minuto 16 segundos de Makinen y a más de 1 minuto de Sainz.

En los 13 tramos de ayer, el trío de cabeza se mantuvo prácticamente- inalterado desde que, a primera hora de la mañana, Sainz superó a Kankken para situarse segundo. Desde ese momento, las diferencias de tiempo a favor de cualquiera de los aspirantes fueron ínfimas. En un tramo uno sacaba un poco de ventaja, al siguiente, el otro recuperaba ligeramente, y más allá el tercero cedía un ápice. Así todo el día. Ningún sobresalto. Pareció que los tres prefirieran esperar a hoy, a la última etapa, para intentar sentenciar. Fue tal la igualdad, que se repartieron la mayoría de victorias parciales en los tramos (Makinen 4, Kankkunen 3 y Sainz 2).

Clasificación

Clasificación tras la segunda etapa: 1º Makínen-Harjanne (Mitsubishi) 3h.34.42. 2º Sainz,-Moya (Ford) a 15. 30 Kankkunen-Grist (Toyota) a 36. 40 McRae-Ringer (Subaru) a 1.16.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de febrero de 1996

Más información

  • AUTOMOVILISMO RALLY DE SUECIA