Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Spartak manda "a la mierda" al presidente de Oviedo

El club ruso comunica a Eugenio Prieto en Moscú que no le traspasará a Onopko

El centrocampista internacional ruso Víktor Onopko no será ni del Real Oviedo ni del Atlético de Madrid. Así se lo hizo saber ayer a Eugenio Prieto, presidente del OvIedo, Grigori Yesaulenko, vicepresidente del Spartak de Moscú, quien aseguró tener una oferta mucho mejor de un equipo inglés. Prieto insiste en que Onopko es suyo y está dispuesto a llevar el caso a las más altas instancias del fútbol internacional. "Por primera vez el vicepresidente del Spartak ha perdido los nevios", declaró Prieto ayer al salir de la reunión que mantuvo en la sede del Spartak con los dirigentes de este club.Que Yesaulenko estaba con los nervios rotos era algo que ya sabían los periodistas: al llegar por la mañana el vicepresidente al club, increpó a la prensa española, la conminó a irse y, en vista que no lo hacían, explotó: "¡Pueden irse a la mierda, ustedes y el presidente del Oviedo!". Poco después de esta escena, que transcurrió en el patio de la sede del Spartak, llegó Prieto acompañado de un notario."Quizá nos estamos excediendo en el celo, pero no nos gusta que la gente juegue con nuestro dinero y nuestro prestigio. Por lo tanto, estamos aquí para defender algo que es nuestro, y lo vamos a hacer con uñas y dientes", declaró Prieto. Todavía no conocía la oferta inglesa y al hablar de "uñas y dientes" Prieto tenía en mente al Atlético, que según se comenta ha ofrecido 90 millones de pesetas al año a Onopko, contra los 40 millones del Oviedo.

El conjunto oventense Firmó este verano con el Spartak un contrato de compra de Onopko por 1.935.000 dólares (más de 200 millones de pesetas) de los cuales pagó de inmediato 200.000 dólares. En aquel documento había una cláusula según la cual, si llegaba una oferta de un tercero por más de 2,8 millones de dólares, el Oviedo se comprometía a vender al jugador y compartir las ganancias con el Spartak.

Sin embargo, en agosto, el club moscovita solicitó un adelanto de dinero al Oviedo, quien accedió, pero a cambio de eliminar la cláusula citada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 1995