Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL BALONCESTO AMERICANO SIGUE EN EXPANSIÓN

Más talento europeo

Sabonis, Danilovic y Rusconi engordan la nómina continental

La pretemporada en la NBA está siendo particularmente fértil para tres de los últimos jugadores europeos (Rusconi, Sabonis, Danilovic), que han emigrado a Estados Unidos para jugar en la mejor liga del mundo. Europa se queda cada vez más asolada, mientras que la Liga NBA engorda con talento europeo.Arvydas Sabonis fue elegido por los Portland en la selección (draft) de 1986. En tiempos en los que la Union Soviética aún existía y, en los que Sabonis sufrió una grave lesión que retrasó su llegada a la NBA. De haber llegado a su debido tiempo, y sano, a la liga profesional, el pivot lituano hubiera sido simplemente el mejor: a la altura de Olajuwon, Robinson o Shaquille. Nueve años después de lo previsto, Sabonis ha llegado a Portland. Y en la pretemporada ha demostrado que, aun sin estar en plenitud de facultades, el lituano puede ser un excelente jugador al servicio de los Blazers.

En su primer partido de pretemporada jugado en la nueva cancha de los Blazers, el Rose Garden, los 20.000 aficionados que llenaban' el estadio tributaron una cerrada ovación de bienvenida al pívot lituano; una ovación que llegaba nueve años más tarde de lo previsto. Sabonis respondió al recibimiento con estadísticas contundentes: 20 puntos y 11 rebotes, en 27 minutos de juego. Los técnicos de los Blazers respiraron tranquilos: por fin el equipo conocido como donut -por no tener centro- parece tener un pívot solvente. Aunque los doctores de Portland han recomendado que Sabonis no juegue más de 25 minutos por partido, todo parece indicar que el pívot de Vilnius puede triunfar en Oregón.

Otro de los europeos debutantes, el serbio Pedrag Danilovic, tampoco parece tener excesivos problemas de ajuste a la NBA. Aunque sus actuaciones han sido menos impactantes que las de Sabonis en esta pretemporada, Danilovic está encandilando a los técnicos de Miami, equipo que ha firmado al alero yugoslavo por cinco temporadas. Hasta el entrenador de los Heat, Pat Riley, muy poco dado a elogiar a ninguno de sus jugadores, ha evaluado positivamente la actuación de su nueva incorporación europea: "Sabe cómo jugar al baloncesto", señala Riley, "tiene mucho camino por delante, pero estoy gratamente sorprendido por su tiro exterior".

Stefano Rusconi, pivot procedente de Treviso, ha sido el primer jugador italiano en llegar a debutar en la NBA. Rusconi, que ha firmado un contrato trienal con Phoenix, está rodeado de jugadores con un talento superlativo. Sin embargo, un par de buenas actuaciones en pretemporada -anotó 14 puntos en un partido y ha capturado 14 rebotes en dos encuentros- le han permitido ganarse el respeto de sus directivos: "Rusconi es un jugador que nos puede ayudar", señala Jerry Colangelo, presidente de los Suns, "su adaptación está siendo excelente y aunque le consideramos un proyecto a medio corto plazo, creemos que puede ser muy útil al equipo". El pívot italiano no había anotado, por regla general, más de 10 puntos por partido a lo largo de su carrera. Sin embargo todo parece señalar que Rusconi y sus otros dos compañeros europeos de aventura han comenzado pisando fuerte.

Pero lo cierto es que la adaptación de los jugadores európeos a la Liga NBA, a su estilo y a sus normas es cada vez más rápida. Otro dato interesante: son ya nueve los jugadores europeos que actúan, y alguno de ellos con gran éxito, en la NBA sin haber pasado previamente por la competición universitaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de octubre de 1995