Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA 1: G. P. JAPÓN

El título de campeón no frena a Schumacher

El récord de victorias y el campeonato de constructores, objetivos del alemán

Michael Schumacher (Benetton Renault) mantiene su hegemonía en el circo de la fórmula 1 una semana después de conquistar el título de campeón del mundo de pilotos. El alemán fue el más rápido en la segunda sesión de entrenamientos del Gran Premio de Japón, 15ª y penúltima prueba del campeonato, que se disputaba esta madrugada pasada en el circuito de Suzuka, y consiguió la pole position, la décima de su carrera y la cuarta de la temporada.Con ocho victorias, Schumacher, de 26 años, aspira en este tramo final a batir la marca establecida en 1992 por el británico Nigel Mansell (Williams Renault) con nueve triunfos en un mismo año y a proporcionar a Benetton el, título mundial de constructores por primera vez Willianis lo ha ganado en las tres últimas ediciones antes de recalar, la próxima temporada, en Ferrari.

El dominio de Schumacher en los ensayos fue abrumador, una circunstancia que no se producía desde la disputa del Gran Premio de Canadá, en junio. Sólo el francés Jean Alesi (Ferrari), que compartía el primer puesto en la parrilla de salida con él, pudo seguir su ritmo, aunque al final quedó distanciado casi en un segundo.

Fracaso de Williams

El tercer mejor tiempo correspondió al finlandés Mika Hakkinen (McLaren Mercedes) y el tercero al Williams Renault del británico Damon Hill, el gran derrotado de la presente temporada.Hill y su compañero de equipo, el escocés David Coulthard, erraron en los reglajes de sus monoplazas, un fallo decisivo en un circuito tan complicado como el, de Suzuka por la forma en que se alternan las curvas rápidas y lentas.

La última sesión de entrenamientos tuvo que ser interrumpida media hora a 10 minutos del final a causa del accidente sufrido por el piloto japonés Aguri Suzuki (Ligieir Honda), quien se salió de la pista cuando circulaba a unos 200 kilómetros por hora y se golpeó marcha atrás contra las barreras de protección. Suzuki, de 35 años, que tuvo que ser extraído del coche por los serviciós médicos fue hospitalizado en Nagoya.

La participación en la carrera de Suzuki -que sufrió un accidente muy parecido al que tuvo en la misma zona Nigel Mansell en 1987- se daba por descartada, puesto que sufría alguna lesión cervical y una fractura, en una costilla con una leve afección en el pulmón izquierdo, y tenía que usar un collarín.

Otro accidente fue el del británico Mark Blundell, quien perdió el control de su McLaren-Mercedes cuando rodaba a más de 300 kilómetros por hora. Blundell quedó relegado al último puesto de la parrilla de salida.

Muy superior a sus rivales, el único temor de Schumacher antes de comenzar la carrera era el tiempo. El cielo estaba muy encapotado y la lluvia podía variar las previsiones de una carrera cómoda para el campeón del mundo.

Tras la disputa del Gran Premio de Japón, la temporada se cerrará el próximo 12 de noviembre en el circuito de Adelaida, sede del Gran Premio de Australia, la 16ª prueba del campeonato.

El calendario para la próxima temporada incluye, de entrada, una carrera en el circuito de Montmeló (Cataluña).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de octubre de 1995