Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

SLOBODAN Y MIRIANA

Miriana Markovic, esposa del presidente de Serbia, Slobodan Milosevic, ha descrito en una conocida revista belgradense un caso de "desgaste" de un matrimonio en el que todos los lectores han reconocido el suyo con el gobernante serbio. Milosevic, de 54 años, y su mujer, socióloga y dirigente de Izquierda Unida Yugoslava (JUL), tienen un hijo, Marko, de 19 años de edad, campeón de automovilismo en Serbia, y una hija, María, veinteañera, que es periodista. Miriana describe con incontenible amargura el caso de dos personas que llevan unidas desde su adolescencia y que se casaron al término de los estudios, tal como fue la historia de amor de la pareja. "Al principio, ella se alegró de que él se convirtiera en persona importante, pero pronto vería que había dejado de ser el novio con el que se casó", describe alegóricamente Miriana. Los lectores ven en los protagonistas a Miriana y Slobodan. "Él ha dejado de ser modesto, tiene ahora muy en cuenta la marca de los automóviles en los que se desplaza, los cortes de traje que lleva, cada vez se le ve más en 'compañía alegre', pero ya no es alegre en casa, está siempre preocupado por el trabajo", confiesa Miriana en la revista. Al final de su alegoría apunta que hay casos en los que el divorcio es imposible: "No entra en consideración cuando se trata de gente que persigue en la vida objetivos excelsos, tienen que tomar papel y lápiz y sumar y restar antes de decidir a dónde ir y por dónde ir para ver si en esa andadura perderán o ganarán".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de julio de 1995