Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anguita afirma que hay que combatir "directamente y desde ya" al PP

A partir de ahora, la caña hay que dársela al PP, partido al que implícitamente Julio Anguita bendice como ganador y orientador de la política de este país. El coordinador general de IU, presentará hoy su informe a la Comisión Ejecutiva en la que reivindica nuevamente el sorpasso, advierte que "hay que combatir desde ya al PP" y no descarta en el futuro que "IU pueda llegar a concertar elementos estratégicos con el PSOE", si éste partido recupera su identidad. Pero, hoy por hoy, sigue negando alianzas.

El informe que Julio Anguita presentará hoy ante la Comisión Ejecutiva de IU es todo un planteamiento estratégico de cara a unas elecciones generales. Y, como elemento clave, el denominado sorpasso que rescata y pule. En su discurso aparece nuevamente la idea del adelantamiento dentro de la izquierda y el objetivo de convertir la coalición que él dirige en fuerza hegemónica en el ámbito de izquierdas.Pero hay elementos nuevos, o, cuando menos, se apuntan ideas a las que se les dota de mayor fuerza. Así, en el análisis de los pasados comicios se reconoce un "avance del Partido Popular". Y se advierte: que "su instalación en municipios y en comunidades autónomas nos presenta y nos plantea la evidencia de que tendremos que combatir directamente y desde ya a una fuerza política: el PP". Se cambia en definitiva el enemigo a batir -PSOE por PP-, en la idea de que el proyecto político que se inició el 28 de mayo lo liderará el PP. Y se añade que "el combate a la derecha y a sus distintos gobiernos no es distinto ni diferente al combate contra el felipismo".

Las políticas de pactos serán las que son. Y Anguita en esto apela a la voluntad de las bases y al caso por caso. Niega cualquier posibilidad de llevar adelante "una acción política con una mínima visión estratégica". Y sólo admite que IU "con los partidos políticos existentes podrá acordar, convenir o pactar aspectos puntuales y coyunturales del devenir diario". Con los partidos, pues, hoy por hoy, las alianzas son imposibles. ¿Con quién concertar entonces? Anguita contesta que sólamente con "organizaciones, movimientos y sectores sociales comprometidos con la transformación o con la respuesta progresista a determinados problemas". En el informe el coordinador utiliza muchas de las ideas que ha ido desgranando a lo largo de los últimos comicios municipales y autonómicos: el Estado federal, la reforma de los sistemas electorales, programas para la "inmensa mayoría", reforma de las Administraciones públicas, etcéterea. Y, sobre todo, el sorpasso. Sorpasso como hegemonía, como instrumento. Y como instrumento que permitirá, en el futuro, acercamientos al PSOE. Pero eso cuando el PSOE "recobre la identidad entre sus siglas y la política que realice". Entonces, dice Anguita, "no es descartable que en un momento del futuro IU pueda llegar a concertar elementos estratégicos con el PSOE".

Julio Anguita se aferra a la idea de mantener IU como movimiento político y social y rechaza fervientemente la estructura de partido, aunque reconozca, al final, que la definición de movimiento no resuelva los problemas de hecho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de junio de 1995

Más información

  • El líder de IU presenta la estrategia para las próximas generales