La Audiencia de Jaén concede la libertad al 'ultra' Emilio Hellín

El ultraderechista Emilio Hellín, condenado a 43 años de prisión por el asesinato de la joven Yolanda González en 1980, sólo regresará a la celda a pasar las noches, de lunes a viernes. La Audiencia de Jaém ha concedido a Hellín el tercer grado penitenciario (régimen de semilibertad), pese al criterio contrario expuesto repetidamente por el fiscal, que no olvida que el reo se fugó hace ocho años a Paraguay aprovechando un permiso penitenciario concedido por el juez Donato Andrés Sanz. Fue extraditado en 1990.

El tribunal ha desestimado el recurso del fiscal contra la decisión de la juez de Vigilancia Penitenciaria de Granada, María del Carmen Navajas Rojas, de aceptar la semilibertad del preso. Hellín, que cumple condena en la prisión Jaén II, presentó, al solicitar el tercer grado, un contrato de trabajo con una empresa de Granada, que ahora deberá confirmar para que vuelva a la cárcel sólo a dormir.El abogado del recluso, José Fábrega, pidió en la vista que se celebró la semana pasada en la audiencia que se tratase a su de fendido lo mismo que a José Amedo y Míchel Dominguez, los dos ex policías condenados por su relación con los GAL, quienes disfrutan desde hace casi un año del tercer grado, pese a haber sido condenados a 108 años cada uno.

El letrado se mostró convencido de que el Ministerio de Justicia e Interior discriminaba a su defendido por razones políticas. Hellín fue condenado a más de 40 años de cárcel por la Audiencia Nacional en 1980 por el asesinato de Yolanda González.

En el historial penitenciario de Hellín constan dos fugas, una de las cuales le llevó en 1987 hasta Paraguay.

El abogado del ultra sostuvo también ante los magistrados de la Audiencia Provincial que su defendido cumplirá en julio las tres cuartas partes de la condena, por lo que podría acceder a la libertad condicional.

El letrado también hizo hincapié en el cambio de conducta de Hellín, quien en una ocasión hizo abortar un intento de fuga en una prisión, "poniendo en peligro su propia vida".

Fuentes penitenciarias informaron ayer de que Hellín todavía no ha abandonado la prisión de Jaén, y señalaron que se desconoce si podrá hacerlo el próximo fin de semana, teniendo en cuenta que hay que resolver diversos trámites burocráticos.

Hellín fue condenado junto con Ignacio Abad al ser encontrados culpables del asesinato de Yolanda González, militante del ultraizquierdísta Partido Socialista de los Trabajadores, a la que imputaron relaciones con ETA. Tras secuestrar a la joven, la llevaron a las afueras de Madrid y la mataron a tiros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS