Gil da un ultimátum a Valencia

Jesús Gil, el propietario del Atlético de Madrid, se reunió ayer con el futbolista Adolfo Valencia para recriminarle su escaso rendimiento. El jugador colombiano recibió un ultimátum de "cuatro o cinco partidos" para demostrar sus condiciones. En caso contrario, abandonaría el club.Valencia justificó su situación (sólo ha marcado dos goles en el campeonato de Liga) en la falta de continuidad. El delantero se quejó de no haber disputado los partidos suficientes como titular y de actuar en un puesto diferente al suyo, el de delantero centro nato.

Valencia gozará de la titularidad en los dos próximos compromisos oficiales del Atlético: ante el Mensajero, mañana, correspondiente a la Copa del Rey, y ante el Español, el domingo, en Liga. Son los dos partidos que se perderá Kiko, el delantero centro titular, para cumplir la sanción que pesa sobre él.

Por otra parte, José Ignacio Soler, jugador del Atlético de Madrid, renovó ayer por la mañana su contrato con el club que preside Jesús Gil, que concluía en junio de 1996, por dos temporadas más. Por la tarde, el futbolista fue cedido a Osasuna hasta final de temporada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de enero de 1995.

Lo más visto en...

Top 50