Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Agradecimiento

Como me parece que soy yo ese José Pablo Ortega al que se refiere don Pedro Tarquis en su carta del 27 de noviembre, con mansedumbre agnóstica y esperando no tener que poner la otra mejilla, agradezco al señor Tarquis su oportuna corrección y, con la mano derecha sobre los Evangelios, solemnemente le prometo que no volveré a escribir evangelista donde debe decir evangélico. Que los evangélicos son protestantes, créame él de buena fe, aunque sobró una i griega en mi carta, ya lo sabía.También es cierto que, en España, de protestantes sabemos poco. Yo un poco más de lo que aquí es normal, porque viví, enseñé y algo aprendí en Francia, Reino Unido, Suiza y Norteamérica, pero en general sabemos poco porque bastante hemos tenido aquí con enterarnos bien de cómo son los católicos.

Finalmente, me parecería de perlas que, conseguido su acceso a los medios de comunicación, cuya cerrazón lamentan, el señor Tarquis y sus correligionarios consiguiesen asimismo que en las escuelas públicas de este país en las que no se les deja adoctrinar a ellos no adoctrinasen tampoco los papistas.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de diciembre de 1994