Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se reanuda el pulso Cruyff-Núñez

Las secuelas de la derrota en Estambul se han plasmado tanto en la actitud como en 1 discurso de los técnicos y jugadores del Barça. Hay tensión en el camerino y se reanuda el pulso presidente entrenador. La plantilla se calentó ayer en el entrenamieno, y el saldo fue de dos lesionados. Koeman y Sergi tuvieron que abandonar el ensayo por dos entradas de Romario y Stoichkov. El presidente Josesp Luís Núñez intentó mantener la calma, dada la crispación en el ambiente, sin perder la autoridad: "Las demandas de Cruyff están fuera de contexto".

Núñez, que esta temporada empleó un discurso intimidatorio fuera de lo común cuando alg uno de sus directivos [Jordi Villacorta] o empleados [el preparador físico Ángel Vilda] cuestionaron ciertas decisiones de la junta que preside, intentó mantener un tono conciliador al ser preguntado por la denuncia. del entrenador."No sé lo que quiere decir Cruyff cuando asegura que hay cosas que no funcionan", afirmó el presidente. "No creo que esté a disgusto, porque el que está a disgusto no se queda en el Barcelona", prosiguió. "Los técnicos nunca han tenido problemas conmigo, y ha sido cuando se han ido que han expresado su malestar por no poder entrenar a este club".

Entiende Núñez que el entrenador "puede haber pedido alguna, cosa fuera de contexto" y que "se estudiará", porque "nunca incumplimos la palabra. Yo tengo una tesis: los acuerdos hay que firmarlos, porque así se evitan los malentendidos. Todo lo que se acuerda se firma, y un alto ejecutivo [el gerente] lo ejecuta, así que el día en que haya algo que esté mal habrá que repasar los papeles firmados. Hay otro dato a tener en cuenta: los únicos directivos que tienen contacto directo con el entrenador, para evitar malas interpretanciones, son el vicepresidente Joan Gaspart y yo mismo".

Cruyff aspira a mejorar sus condiciones de trabajo e incrementar sus ingresos económicos, dos peticiones que refuerzan su aspiración de convertirse en un futuro próximo en manager del equipo y que chocan con el planteamiento de Núñez. El presidente se niega a darle la llave de la caja al entrenador. El técnico está convencido de que, en una política de ajuste presupuestario, el dinero recaudado por el club, tanto en la Liga de Campeones como en las campañas de explotación de la imagen de los jugadores y del los técnicos, no han revertido en el vestuario de la misma forma que lo ha hecho en las arcas del club.

Quisiera el entrenador tener plena potestad en los fichajes, poder administrar parte de los recursos económicos y ser determinante en la elección de la infraestructura en aspectos como los campos de entrenamiento. Núñez replica que Cruyff tiene todo lo que quiere en la parcela deportiva y que no hay intermediarios que discutan su competencia. "Cruyff dirige, al club [deportivamente] dentro de una teoría, de una forma de ser", afirmó ayer el presidente, "y si la cambiaramos, tendríamos que cambiar de técnico, y eso no es viable"

Muy acostumbrado a la tesis de que cuando se gana es el Barça de Cruff y cuando se ypierde es el Barça de Núñez, el presidente intenta controlar la situación sin mostrarse inquieto por las exigencias del entrenador. Incluso ayer, cuando se le demandó por la oferta que el Fenerahce turco le ha hecho a Cruyff, Núñez respondió: "Lo desconozco, pero no me inquieta. El Barcelona debe aceptar cualquier situación. ¿Las críticas a Stoichkov? Es responsabilidad de Cruyff, una cuestión deportiva".

El búlgaro, pese a que ha replicado a Cruyff dicendo que no hace caso de las tonterías -el técnico le acusó de "ir de fiesta en fiesta"-, ha acusado el hostigamiento continuo al que le ha sometido el entrenador. Stoichkov fue uno de los protagonistas en el entrenamiento. El búlgaro calentó a Sergi con una dura entrada al igual que Romario provocó la retirada del ensayo de Koeman.

Sergi sufre un fuerte golpe en la tibia y Koeman, que recibió la disculpa de Romario, en la rodilla. Los dos parece que estarán en condiciones de jugar contra el Sevilla, partido para el que será baja segura Hagi, con una contractura muscular. La tensión vivida en el entrenamiento, en cualquier caso, fue aplaudida por Bakero: "Los entrenamientos son la base de los partidos, y es bueno que haya chispa". Los jugadores respondieron, al fin y al cabo, a la petición de Cruyff. ser más agresivos en su fútbol. "Estamos tan enfadados como el entrenador", argumentó Bakero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 1994

Más información

  • Tensión en el entrenamiento del Barça: Stoichkov y Romario lesionan a Sergi y Koeman