Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 56% del Congreso de IU reelige a Ángel Perez

IU terminó su congreso con el mismo coordinador (Ángel Pérez, 40 años) y en son de paz. La crispación desatada en las dos primeras jornadas de asamblea dio paso a una lluvia de mensajes de paz y armonía. En el cambio, medió un apagón. Se fue la luz en el salón donde se celebraba el IV Congreso de IU-Madrid cuando apenas había comenzado la presentación de la primera de las cuatro listas -transversales, ortodoxos, renovadores : ecosocialistas Y que se disputaban los 42 puestos de la dirección regional. El apagón duró tres horas, el tiempo que tardaron en encontrar un grupo electrógeno. Con la penumbra, volvieron los candidatos alanzar sus discursos de acentuado carácter integrados a los 679 delegados.Ángel Pérez, coordinador regional de Izquierda Unida durante los últimos 30 meses, fue reelegido con 384 votos (56,5% de los escrutados). Su grupo colocó 24 representantes en la nueva dirección. Era la victoria de la llamada lista transversal, en la que se inte graron hace dos años significa dos miembros de la corriente Nueva Izquierda.

PASA A LA PÁGINA 5

Las cuatro "familias" de IU acaban su congreso en paz

VIENE DE LA PÁGINA 1Antes de celebrarse la votación que determinó su reelección, el coordinador general Ángel Pérez reclamó desde la tribuna: "Un voto para Izquierda Unida, que es votar cualquiera de las cuatro candidaturas". Esta declaración de paz llegó tras las intervenciones de los aspirantes de las otras tres listas, que recurrieron en su discurso al lenguaje del sosiego.

Susana López, que 24 horas antes había encajado con disgusto los calificativos de incapaz que le regaló Pérez, ofreció, en nombre del sector ortodoxo, "seguir trabajando en la organización". Pero reclamó otro talante a sus dirigentes mayoritarios: "Que se respete la dignidad y el debate de las ideas, aunque sea crítico y duro". Los ortodoxos, grupo caracterizado por su acerada crítica "a la política de derechas que practica el PSOE", consiguieron 201 votos (29,7%) y 13 escaños en la ejecutiva. "A partir de esta asamblea salimos políticamente todos como una piña",remachó.

Estar a tiempo

Isabel Vilallonga, senadora, portavoz de la coalición en la Asamblea de Madrid y primera representante de la corriente Nueva Izquierda, aceptó la derrota -su candidatura recibió tan sólo el 7,3% de los votos y tres puestos en la dirección con palabras de ánimo: "Es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. Salimos con mal sabor de boca porque no hemos cumplido los deberes que nos traían aquí, pero aún estamos a tiempo. Por eso solicitamos una política de integración que hasta ahora no ha habido". Vilallonga advirtió: "Aún quedan muchos problemas por resolver".

Julio Setién, ecosocialista, abrió el turno para presentar candidaturas con un lema que proponía olvidar la tensa refriega dialéctica del día anterior: "Todos somos de los nuestros". Y aprovechó la ocasión para colocar un aforismo: "No se puede concebir lo rojo sin ser rojiverde La familia ecosocialista, la cuarta en liza, recibió 28 votos y tiene dos puestos en la nueva dirección.

¿Y ahora, qué? "A trabajar. Tenemos que debatir si pactamos los presupuestos de la Comunidad con el PSOE. Estudiar el contenido del discurso de Izquierda Unida en el debate sobre el Estado de la región que se inicia el jueves. Y, antes de enero, resolver nuestra oferta electoral", comentó el portavoz del sector mayoritario, Luis Cabo, una vez confirmados los resultados.

Ganó la transversalidad

Conclusión: la transversalidad -mezcla de renovadores que iniciaron su andadura en Nueva Izquierda y algunos representantes de la dirección con fuerza en el PCE- consiguió mayoría suficientemente holgada, aunque no apabullante.

"La dureza habida en los debates de estos días está olvidada y a partir de ahora lo importante es trabajar en común, todos en el mismo sentido", declaró el reelegido Ángel Pérez en el epílogo del congreso.

El próximo congreso federal de Izquierda Unida, según todos los consultados, aprobará un modelo de organización y distribución de fuerzas muy distante del que ayer salió elegido en Madrid. Los transversales defienden tesis intermedias entre las ortodoxas (que abogan por las tesis de Julio Anguita y niegan cualquier tipo de apoyo al PSOE) y las de los partidarios de alcanzar acuerdos con los socialistas, corriente que encabeza la senadora Isabel Vilallonga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 1994

Más información