Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU de Madrid arranca dividida su IV Congreso Regional

Cuanto mejor, peor. Izquierda Unida disfruta del mejor momento electoral de su historia en Madrid (en los últimos comicios europeos superaron su techo de votos) pero padecen un recurrente conflicto interno: las cuatro familias que se disputan el poder no han conseguido aún acordar una candidatura de integración.Los 731 delegados que representan a 7.300 afiliados de Izquierda Unida en Madrid arrancaron ayer su IV Asamblea Regional para renovar los órganos directivos de la coalición.

El actual coordinador regional, Ángel Pérez, que aspira a la reelección con grandes posibilidades de éxito -le apoya el 58% de los delegados- no encontrará hoy ningún apoyo entre los representantes de los otros. tres sectores.

El informe de gestión que ayer leyó Pérez tras el discurso de Julio Anguita sólo recibió la aprobación de sus seguidores. El coordinador regional consideró positivo el resultado de sus 30 meses de gestión, tanto "en lo político como en lo organizativo". "Hemos avanzado de manera importante tanto en influencia social como electoral", afirmó Pérez. Reconoció que los acuerdos alcanzados con el PSOE, que han resuelto la estabilidad del Gobierno de Joaquín. Leguina, "han tenido un balance positivo".

Tres de los cuatro

La oposición a Pérez opina todo lo contrario. Susana López, diputada regional que coordina al sector ortodoxo (31% de los delegados) contraatacó: "No hay ningún motivo para que votemos a favor de este informe contradictorio que primero ataca al PSOE y luego destaca lo positivo del acuerdo con el PSOE. Cuando los socialistas han pactado con la burguesía catalana, han dado la espalda a los sindicatos y han hecho una política de derechas, es insostenible el mantenimiento de los acuerdos de Madrid, con un Ejecutivo paralizado y agonizante subordinado al Gobierno central".La senadora Isabel Vilallonga, líder de la corriente Nueva Izquierda (7% de delegados), también anunció su voto de castigo a Pérez. "Ha sido incapaz de lograr un acuerdo de convivencia en la organización que frenase las confrontaciones. Y además, ha permitido gravísimas irregularidades en el proceso precongresual".

Los ecosocialistas que han llegado al congreso con el 4% de delegados se abstendrán hoy en la votación sobre la gestión de Pérez. El líder de este sector, Julio Setién, razonó el voto en la "falta de sensibilidad que ha habido hacia los nuevos movimientos sociales como el 0,7% o el foro alternativo". Setién cree que la división de IU-Madrid es algo más que un problema matemático.

Los jefes de los cuatro sectores enfrentados aseguraron ayer que las posibilidades de acercar posturas y acudir a la votación final en una sola lista son "prácticamente inexistentes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de noviembre de 1994