Danza Invisible graba hoy su directo más tropical

Hace un año Danza Invisible celebraba, en el mismo lugar donde hoy toca, la presentación en Madrid de su último disco de estudio, Clima raro. Un año después grabará en directo su nuevo disco, un resumen de toda su carrera, con especial hincapié en su última etapa más tropical.El quinteto, que comenzó en Torremolinos hace más de diez años emulando los sonidos pop de la escena británica imperante entonces, representada en grupos como Simple Minds o U2, se ha transformado en cuarteto. El emblemático batería Ricardo Teixidó, principal impulsor del cambio de la banda hacia planteamientos más caribeños, abandonó el grupo a poco de comenzar la gira que hoy concluye para continuar su carrera en solitario.

El que grabarán hoy no es el primer disco en directo de la banda. El 20 de diciembre de 1986, en la extinta sala Universal de Manuel Becerra, Danza Invisible puso fin a una época registrando el doble que reflejaba su directo de entonces: canciones propias y sólo una versión, el clásico Break on through, de los Doors. Después vinieron los discos de ambientes latinos trufados con diferentes versiones de artistas como Van Morrison, Milanés o Neil Young. Como Javier Ojeda, su líder y cantante, ha justificado en más de una ocasión, la aproximación a la música tropical "responde más a la evolución de Danza Invisible como oyentes que al rollo de apuntarse a una moda".

Danza Invisible actúa hoy en Aqualung (paseo de la Ermita del Santo, 48), a las 21.00. Precio: 1.000 pesetas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS