Aznar da por perdida su batalla para adelantar las elecciones generales

La dirección del Partido Popular reconoce que su estrategia para forzar un adelanto de las elecciones generales ha fracasado. Altos dirigentes del partido, incluido su presidente, José María Aznar, reconocen en privado que la disolución anticipada de las Cortes, principal objetivo del PP tras su victoria en los comicios europeos del 12 de junio, ha desaparecido de su estrategia. El PP aboga ahora por recuperar la serenidad para enfocar su artillería en las elecciones municipales de la próxima primavera."No se puede estar continuamente a 100 por hora", aseguró ayer uno de sus principales líderes. Los populares auguran, no obstante, una gran dureza dialéctica durante los próximos meses, ya que, como afirma uno de sus dirigentes, "ni el Gobierno ni el PSOE se pueden permitir un descalabro en las municipales.

Airados por la insistencia del PSOE en investigar a fondo el caso Naseiro (que encierra una supuesta financiación irregular del PP), los populares amenazan con reabrir en el Parlamento, si consiguen llegar al Gobierno, el caso de los GAL (grupo terrorista responsable de atentados contra ETA).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS