Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sabonis deja solo al Madrid

El conjunto blanco suma ante el Taugrés su tercera derrota liguera

JOSÉ MIGUÉLEZ, Y Sabonis volvió a perder los papeles. El lituano fue el peor enemigo de su equipo. Lo dejó de nuevo solo, indefenso en el suelo, y expuesto al enfurecimiento del rival. El jugador que debería sacar al Madrid de su estado crítico es el primero que se esconde. Con todo, es más que probable que el Taugrés no habría necesitado sus favores para llevarse el triunfo. Aunque derrotar al Madrid, con Sabonis en la ducha por cinco personales a quince minutos del final, siempre es más fácil.

El Taugrés torpedeó al Madrid por todos lados. Cada jugador vitoriano fue mejor que el del rival y hasta el técnico, Manel Comas, estuvo más acertado en la dirección desde el banquillo que Obradovic, el entrenador madridista, al que también cabe imputar errores de estrategia. Pero el éxito local, sobre todo, tuvo dos nombres propios: Perasovic y Radunovic.

El Madrid comenzó bien, con síntomas aparentes de querer acabar con el aburrimiento y la desgana que desde hace tiempo presiden sus acciones. Movió la pelota con criterio, rapidez y mucha paciencia. Se trataba de seleccionar el tiro y, sobre todo, confundir a la defensa vitoriana: ahora desde el interior, ahora desde fuera. Se puso por delante, pero nunca llegó a despejarse.

El Taugrés encontró armas suficientes para contrarrestar la pasajera mejoría blanca. Perasovic recordó bien pronto la calidad de su muñeca y la precisión de su tiro. Kurtinaitis no le frenó y Antúnez, que le presiguió durante casi toda la primera mitad, tampoco. El alero croata no torció su lanzamiento ni un tanto así. Por ahí, el Madrid echó mucho de menos a Santos, su mejor defensor, que acaba de salir de una lesión de espalda y al que Obradovic optó por reservar hasta la segunda mitad.

En otro frente, Radúnovic desestabilizaba a Sabonis. Tal vez, sabedor del actual estado del lituano: poco centrado en el baloncesto que porta, muy susceptible en la pelea bajo los aros y demasiado acostumbrado a abandonar la cancha antes de tiempo. La mezcla de agresividad e inteligencia con la que el pivot montenegrino adorno su buen baloncesto sacó del campo a Sabonis. Se fue al descanso con dos personales, ya encendido, y dejó el partido cinco minutos después de la reanudación tras tres faltas tan seguidas como innecesarias. Por entonces, el Taugrés dominaba el partido por nueve puntos, uno menos de los llevaba de renta en el descanso (47-37).

Antes, la siempre acertada dirección de Pablo Laso, el buen trabajo aunque intermitente de Nicola y algún alarde dentro de la zona de Green habían completado la terapia de los de Vitoria para anular a ese Madrid vistoso que comenzó el encuentro. A los 11 minutos, todo el poder madridista (su dominio bajo los tableros, su inhabitual aseo en la circulación de la pelota ... ) estaba roto. La combinación de agresividad en defensa y precisión en ataque (72% al descanso en tiros de 2, frente a un 47% del Madrid) hizo intratable al Taugrés. Cogió la batuta el cuadro vasco y ya no la soltó jamás.

En la reanudación, Obradovic sacó a escena a Santos para meter fuerza al trabajo defensivo de su equipo. Parecía dar frutos la medicina, pero Sabonis se encargó de tirarla a la basura. Cometió tres personales seguidas (el técnico no acertó a sentarle a tiempo) y se fue a la ducha. El Madrid se supo derrotado.

Los blancos sobrevivieron el resto del partido con su nómina de nacionales y Kurtinaitis (Arlauckas sigue lesionado). Lograron mantener abierta la cita, aunque siempre con el Taugrés al mando Del 60-45 (máxima renta), del m. 28, el Madrid pasó en tres minutos a un 6254. No pudo escalar más: con 68-60, una técnica de Obradovic acabó por tirar el partido

Resultados Peñas Huesca, 106;; Breogán Lugo, 72. Fórum Valladolid, 75; Caja San Fernando, 68. Cácares, 82; Salamanca, 73. Baloncesto León, 47; TDK Manresa, 53. Murcia, 63; 7UP Joventut, 74, Barcelona, 74; Valvi Girona, 65. UnicAk 89; Amway Zaragoza, 104. Festina Andorra, 91; Coren Oreñse, 73. Estudiantes, 92; Pamesa Valencia, 101. Taugrés Vitoría, 82; Real Madrid, 66.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de octubre de 1994