Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUMBRE FINANCIERA EN MADRID

El Foro Alternativo pide un mayor control democrático de las decisiones que toma el Banco Mundial

La necesidad de un control democrático de los proyectos del Banco Mundial y la valoración no sólo del impacto ecológico de éstos, sino también de su influencia social y demográfica, centraron las primeras consideraciones de los participantes en los debates del Foro Alternativo que se abrió ayer en Madrid, coincidiendo con las reuniones previas a la asamblea del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Unos 3.000 delegados de 160 organizaciones sociales y ecologistas de todo el mundo díscutirán, durante toda la semana, bajo el lema Las otras voces del planeta, las alternativas a las políticas económicas y de desarrollo propugnadas por las instituciones de Bretton Woods."Es necesario inventar mecanismos que permiten el control democrático de las decisiones del Banco Mundial", afirmó la norteamericana Susan George, directora del Transnational Institute de Amsterdam. y coautora, junto con el antropólogo italiano Fabrizio Sabelli, del libro La religión del crédito: el Banco Mundial y su imperio secular, presentado en la apertura.

La estrategia a medio plazo pasa, según George -que define en su libro al BM como una "institución religiosa", fuertemente ritualizada-, por generar movimientos de solidaridad internacional con las comunidades afectadas por los distintos proyectos, especialmente en los países donantes de la ayuda. La otra vía es que cada director ejecutivo explique ante la opinión pública de su país de origen cuáles son los proyectos que apoya y porqué.

Para la india Medha Patkar, representante de la coordinadora contra la construcción de la presa de Narmada (India), proyecto financiado por el BM, "no debería aprobarse ninguna ayuda que no tome en cuenta el impacto social y demográfico, y no sólo ecológico.

Los informes sobre la construcción de presas ignoran el desplaza miento poblacional que pueden suponer o tienden a sobrevalorar, por ejemplo, la capacidad hidrológica", aseguró Patkar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 1994