Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los laboristas británicos instan a los turistas a boicotear España

Cuando los británicos acudan a un puerto o aeropuerto de su país recibirán un panfleto que les insta a boicotear los lugares de veraneo en España con insuficientes medidas de seguridad. La campana, promovida por el portavoz de Consumo del Partido Laborista británico, Nigel Griffiths, pretende advertir a los turistas sobre los peligros de los calentadores de gas, piscinas, balcones y salidas de emergencia bloqueadas."Algunos apartamentos de vacaciones son trampas mortales", señala Griffiths, "y las autoridades españolas y los operadores turísticos británicos hacen caso omiso de las leyes sobre seguridad". El portavoz laborista cree que su Gobierno y los mayoristas de viajes deberían hacer más para proteger a los veraneantes británicos.

Para el secretario general de la patronal turística española, Pedro Pascual, la campaña se enmarca dentro de las iniciativas sensacionalistas que vienen siendo habituales en los mercados del Reino Unido. "Los hoteleros españoles", según Pascual, "están perfectamente concienciados de la importancia de la seguridad en sus establecimientos y, por eso, cumplen las normas".

En opinión del director general del Instituto de Promoción del Turismo de España (Turespaña), Mariano Zabía, la finalidad de la campaña británica no es boicotear al turismo de España sino tratar de velar por la seguridad de sus ciudadanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de agosto de 1994