Cruyff: "Romario puede irse cuando quiera"

Johan Cruyff, técnico del Barcelona, sigue manteniéndose frío y calculador ante la indisciplina de Romario, que todavía no ha fijado la fecha de su regreso a España. La declaraciones en tono desafiante del brasileño, posiblemente para forzar su salida del club, tuvieron ayer un respuesta contundente de Cruyff: "Romario pude irse cuando quiera. No haremos nada por retenerle". El técnico holandés sigue meditando el castigo que le impondrá y la directiva le ha pedido que sea cauteloso, porque es consciente de que el Barça puede acusar la falta del internacional brasileño en una temporada tan dura.Tanto Cruyff como la junta directiva ya han llegado a la conclusión de que el retraso de Romario no es por cansancio físico o por su filantropismo. Por eso quieren escuchar su versión y actuar en consecuencia. "Si su retraso en incorporarse a la disciplina del club se debe a que está buscando tiempo para negociar su salida del Barcelona, que lo diga. Cuando aparezca, le escucharemos y decidiremos. Me da igual el día que regrese. No estuvo en la presentación del equipo y ha cometido una falta muy grave".

Cruyff, que ya anunció que el castigo a Romario no se quedará en una simple multa, aseguró ayer que el brasileño no va a jugar los primeros partidos de Liga. "Me lo ha puesto fácil al no tener que decidir los tres extranjeros titulares. Será un problema menos al iniciar la Liga", dijo.

Su ayudante, Carles Rexach, fue más lejos. "Cuando Romario venga tendrá que ponerse en buenas condiciones físicas para jugar", señaló. "Hasta mediados de septiembre, como mínimo, no podrá entrar en el equipo titular". Rexach indicó que lo que más ha molestado a los técnicos fue el hecho de que Romario no se pusiera en contacto con ellos. "No tiene ninguna excusa. Si hubiera hablado con Cruyff o conmigo, hubiéramos encontrado una buena solución".

El malestar de la plantilla

La plantilla del Barcelona se siente ofendida por Romario, y máxime después de conocer unas declaraciones despectivas del brasileño contra Koeman en la televisión holandesa. El capitán, Bakero, ejerció ayer de portavoz del colectivo y también fue duro con Romario. "La plantilla está al margen del problema, que no nos ha afectado en nuestra preparación. Pero está claro que debe darnos explicaciones. En los últimos seis años, la plantilla azulgrana ha mantenido una línea de seriedad y disciplina. Romario es el primer caso conflictivo. Pero los jugadores no seremos quienes juzguemos al brasileño, sino el público".El jugador del Deportivo Bebeto, que también ha imitado a Romario al retrasar su incorporación al club gallego, ha asegurado que no le preocupa la multa que puedan imponerle porque, según él, la directiva deportivista le debe dos meses de salario y no tiene ninguna autoridad moral para sancionarle. Bebeto estudia varias ofertas de otros clubes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS