Cartas al director
i

Agravio comparativo

Ahora que tanto se está hablando de la plaza de Oriente, de su reforma y, en consecuencia, de la calle Bailén, quiero, como vecino de esta calle que soy, señalar el agravio comparativo a que la zona sur de esta vía se encuentra sometida con respecto a su zona norte.Mientras salen a la luz los miles de millones que se gastarán en la parte norte (la más próxima a la plaza de España), el tramo sur, o sea, desde el Viaducto a San Francisco el Grande, sigue y seguirá sumido en el más completo abandono. No hay más que darse una vuelta por esta zona para comprender las diferencias: nuestras aceras no son de granito, no, sino de baldosín de cemento gris, que se encuentra destrozado; el firme de la calle es irregular y aparece en un estado deplorable; los alcorques de los árboles, irreconocibles, y estos mismos, abandonados a su suerte; sus casas y viviendas no pueden acogerse al 100% de los beneficios de restauración del casco antiguo; los vehículos invaden la calzada aparcados a diestro y siniestro -eso sí, sólo de noche-, sin que un solo guardia se acerque a poner una multa, y por si fuera poco, y esto es de lo más grave, el Ayuntamiento ha permitido que proliferen los bares de copas. Hasta hace pocos años, al menos, sus aceras, si bien muy deterioradas, aparecían limpias y pulcras; ahora, entre los residuos animales, humanos y no tan humanos de los pubs y la falta de barrenderos y de baldeo, la suciedad es la pauta habitual.

Señor alcalde de la Villa, este vecino le invita a visitar la zona detenidamente, de día y de noche, si es posible un fin de semana, y quizás aún estemos a tiempo de que no se gaste ese chorro de millones en la plaza de Oriente y lo invierta en otras zonas de Madrid más necesitadas: por ejemplo, y aunque sólo sea en una pequeña parte, en el tramo sur de la calle Bailén, con todas sus bocacalles vecinas-

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de agosto de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50