Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO, LIGA EUROPEA

Madrid y Joventut tratan de rehabilitarse tras el fracaso copero

Los acontecimientos se precipitan en el baloncesto español. El 7UP Joventut y el Real Madrid dirimen a partir de hoy (20.30, La 2) su pase a la finalfour en la Liga Europea heridos por su flojo papel en la Copa del Rey. Se anuncia un drama para el equipo que no pueda acudir a Tel Aviv. El Madrid, gracias a su segundo puesto en la liguilla, gozará de la ventaja del factor campo en una eliminatoria que empieza hoy en Badalona y que proseguirá el día 15 y, caso de ser necesario, el 17 en Madrid.

Encajar. Terapias y aspirinas contra la depresión y el abatimiento. Los remedios para casos como los que conciernen a dos de los grandes parecen tener más que ver con la medicina que con el deporte. Sin embargo, existe una diferencia ostensible. Mientras que el Madrid ya ha alcanzado esta temporada actuaciones convincentes, el Joventut no parece capaz de disputar dos partidos seguidos al mínimo nivel exigible para la excelente plantilla de la que dispone.Antecedentes. Dos partidos, dos victorias del Madrid. En ninguno de sus dos enfrentamientos han tenido los badaloneses opciones de ganar. El Madrid siempre marcó el paso, primero en su pista (70-64) y después en Badalona (74-78).

Factor campo. La Federación Internacional (FIBA) establece un curioso y, según muchos, injusto sistema de orden de partidos en los cuartos de final. Primero debe jugarse en la pista del peor clasificado en las liguillas y después dos veces, si es necesario, en la pista del mejor. La eliminatoria puede ponerse muy cuesta arriba en ese caso para los que teóricamente deberían disfrutar de la ventaja del factor campo. Los antecedentes señalan que, de los ocho emparejamientos, dos fueron saldados con victorias de los equipos que no tenían la ventaja del factor campo. El año pasado se clasificaron los dos primeros de cada grupo. Es más, los dos líderes, el PAOK de Salónica y el Real Madrid, sólo necesitaron dos de los tres partidos para eliminar al Pau Orthez y al Knorr de Bolonia, respectivamente. En 1992, el Partizán de Belgrado y el Philips de Milán lograron superar la desventaja del factor campo en sus emparejamientos con el Knorr de Bolonia y el Barcelona, respectivamente, mientras que el Joventut y el Estudiantes cumplieron con la tradición ante el Cibona y el Maccabi.

Técnicos cuestionados. Luyk ya recibió un toque de atención a principios de esta temporada. Su capacidad para gestionar los recursos humanos ha sido tan cuestionada como las innovaciones que ha intentado el serbio Zeljko Obradovic en el Joventut.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de marzo de 1994