Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rebelión masiva en UGT contra Redondo y toda su ejecutiva

La guerra por la sucesión de Nicolás Redondo al frente de UGT ha estallado. La lucha por la dirección del sindicato ha arrancado con fuertes tensiones cuando todavía faltan dos meses para la celebración del congreso, que podría retrasarse. Cuatro federaciones -construcción, metal, transportes e industrias afines- se han rebelado: piden la retirada de la dirección y no apoyan al candidato oficial, Antón Saracíbar. La lucha, agravada por la crisis de PSV, revela las divergencias con la forma en que se ha dirigido el sindicato.

El dirigente de la construcción Manuel Garnacho asegura que sus diferencias estriban en "cómo se ha llevado la negociación con el Gobierno, que no ha dejado más salida que la huelga general". La UGT, afirma, "podría estar herida, de muerte si no cambia".En otras federaciones se han producido resoluciones y debates internos en los que se ponen de manifiesto esas diferencias, como es el caso de transportes, industrias afines y metal, que piden una renovación de toda la actual ejecutiva del sindicato, que se añadiría a la retirada ya anunciada de Nicolás Redondo y José María Zufiaur.

Transportes ya ha adoptado una resolución formal promoviendo la candidatura de Manuel Fernández, Lito, actual líder del metal. Garnacho mantiene su propia candidatura, pero ayer afirmaba que no descarta retirarla y apoyar a Lito si éste defiende un modelo de sindicato similar al que persigue su. federación. La construcción sí tiene claro que no respaldará "a. nadie que pretenda que nada cambie para que, todo siga igual".

En estos momentos hay una gran incertidumbre sobre los apoyos que tiene cada candidato. En esta tesitura, se ha producido un intento de retrasar un año el congreso, a propuesta de la Unión de Euskadi. Esa demora, según Garnacho, "sería un golpe de Estado, porque, según los estatutos, es imposible".

Página 37

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de febrero de 1994

Más información

  • Cuatro federaciones piden un relevo general