Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía apresa a otro acusado del crimen del portero de la sala rociera

La policía detuvo el pasado martes en Soria a José María I. G., de 22 años, alias Caracaballo, por su supuesta implicación en la muerte a tiros y puñaladas de Gilberto Joao Araujo, portero de la sala rociera Las Marismas, en la calle de Orense. Junto a José María fue capturado su cuñado Ireneo J. E., de 32 años, a quien se acusa de encubrimiento.Los hechos se remontan a la segunda noche de este año. Dos clientes discutieron con los dos porteros guineanos de la sala. Tras la disputa, los hombres volvieron y mataron a Gilberto e hirieron gravemente por un disparo en la cabeza a su compañero Luis López Ferreira.

Tres semanas después fue detenido David Ch. S., de 23 años. La policía sostiene que remató a puñaladas a Gilberto. Al ser capturado, David se encontraba en la cama con una testigo de los hechos.

En esta operación, sin embargo, no se consiguió apresar al autor de los disparos.

Su captura llegaría el pasado martes. Fue en Soria, ciudad a la que José María había huido, según informó la policía, al conocer la caída de su compañero de crimen, David. Se ocultaba en casa de su cuñado, en el barrio de Las Casas. José María tiene antecedentes policiales por robo y violación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de febrero de 1994