Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chiappucci: "Es mejor que Induráin participe en el Giro"

PAOLO VIBERTI, "Un Giro más duro que el del año pasado", dijo Fondriest. "Excelente para los escaladores", según Bugno. "Es mejor que participe Induráin", concluyó Chiappucci, el hombre a quien más puede beneficiar un Giro con poca contrarreloj llana y cuatro llegadas en alto. "Si no viene el español, siempre habrá quien diga que quien ganó lo hizo sin derrotar al mejor ciclista del mundo". A lo que respondió José Miguel Echávarri, director del Banesto: "Hay que esperar a ver el recorrido de la Vuelta, pero en enero decidiremos el calendario. Aunque hayan bajado los kilómetros contrarreloj, todo recorrido es bueno para Induráin". La organización, que ayer presentó oficialmente el Giro 94, ha concentrado la emoción en los cuatro últimos días.

El recorrido definitivo es similar al adelantado por el diario Tuttosport el martes pasado (véase EL PAÍS del miércoles 10). Lo más importante es el cambio en la cronoescalada, que pasa de disputarse en el difícil monte Bondone al más accesible paso del Bocco. Otro cambio se refiere a los Dolomitas y los Alpes turineses. En el recorrido adelantado, el Tirol se disputaba en la última semana, incluida la etapa reina con el paso del Stelvio; en el definitivo, son los Alpes turineses, incluida la incursión en Deux Alpes, en Francia, los que se llevan el papel estelar y decisivo.

Traslado de la Vuelta

El principal problema que acecha a los equipos españoles, el traslado de la Vuelta a septiembre a partir de 1995, será encarado con otra táctica. El frente duro hispano-ltaliano, que ganó el viernes al grupo franco-holandés, los amigos de la Unión Ciclista Internacional (UCI), la batalla de Milán (Víctor Cordero, gerente de la asociación española de equipos, fue elegido presidente de la Asociación Internacional de Grupos Ciclistas Profesionales -AIGCP-), ha encontrado una fórmula de alianza: luchar, con todos los apoyos posibles, para que el mundial no cambie su fecha tradicional, el último domingo de agosto.

Unipublic, organizador de la Vuelta, había puesto como condición indispensable para aceptar una Vuelta en septiembre que el mundial se disputara 15 días después de su conclusión.

Otra decisión unánime de la AIGCP fue oponerse al plan de la UCI de formar dos divisiones en los equipos profesionales. Según Cordero, se avecinan "tensas jornadas de discusión con la UCI", que en teoría podría imponer sus ideas sin la aprobación de los equipos, con lo que se arriesgaría a un cisma en el ciclismo mundial: la fuerza oficial (UCI) y la fuerza real (equipos) por caminos paralelos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 1993