Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valentín Tejero confiesa en el juicio que asesinó a golpes a la niña Olga Sangrador

Juan Manuel Valentín Tejero, acusado de la viola ción y muerte de la niña de nueve años Olga Sangrador, ocurrida el 25 de junio de 1992 en Vallado lid, confesó ayer, en el primer día de¡ juicio que se sigue contra él en la Audiencia de Valladolid, haberla asesinado golpeándola en la cabeza con unabarra de hierro. La policía tuvo que contener a centenares de vecinos de Villalón de Campos, localidad natal de la víctima, que se concentraron ante la Audiencia y, a los gritos de "asesino" y "que le maten", trataron de llegar hasta él. El fiscal solicita 56 años de prisión mayor; la acusación particular, 82 años, y la defensa, 30 años.

En la vista oral del juicio, que se celebró en la audiencia vallisoletana, las partes coincidieron en que los delitos cometidos por Valentín Tejedor, de 32 años, fueron los de rapto, violación y asesinato e inhumación ilegal de Olga Sangrador. Nada más comenzar el juicio, a preguntas del fiscal reconoció "haber asesinado a Olga Sangrador, golpeándola en la cabeza con una barra de hierro" de la que posteriormente se deshizo. Valentín Tejero, que negó haber violado a la pequeña Olga, aclaró que únicamente recordaba "haberla introducido los dedos en sus partes íntimas". "En ese momento", dijo, "tenía la mente en blanco, no sabía lo que hacía".El presunto asesino, que declaró ante la Audiencia con la cara tapada por las manos y por un anorak, interrumpió su declaración en un momento del juicio en el que rompió a llorar y se sentó en el banquillo custodiado por la Guardia Civil, momento en que el público que abarrotaba la sala, entre ellos los padres y familiares de Olga Sangrador, empezó a abuchearle y a insultarle.

Según los peritos médicos, Valentín Tejero sufre una parafilia, es decir, atracción sexual hacia los menores e indicaron que "es totalmente responsable de sus actos". La acusación particular solicitó al juez que a la hora de dictar sentencia se contemple el cumplimiento íntegro de la condena.

Estaba de permiso

Al cometer el asesinato de Olga Sangrador, Valentín Tejero disfrutaba de un permiso carcelario de seis días, que le concedió el entonces juez de vigilancia penitenciaria Ignacio Sánchez Illera. Valentín Tejero cumplía condena en la cárcel de Villanubla por dos violaciones, abuso sexual a menores, exhibicionismo y robo.

Por otro lado, la niña de 12 años Henar Escudero, que apareció estrangulada el 24 de mayo pasado en un monte cercano a Bilbao, fue violada analmente por su primo y presunto asesino, Angel López, cuando ya estaba muerta, según los resultados de la autopsia conocidos ayer tras levantarse el secreto sumarial. Bonifacia López, madre de la víctima, señaló ayer tras tener conocimiento de la violación que lo único que quiere ahora es que al asesino de su hija no lo saquen más de la cárcel".

La asociación feminista Clara Campoamor, que ejerce la acción popular, informó que pedirá cerca de 60 años de prisión por cuatro delitos: violación, agresión sexual, asesinato y rapto. "Nos falta una niña y hay que dar una respuesta para que nunca más suceda esto. Queremos que aquí se haga justlcia", dijo la presidenta de la asociación feminista, Blanca Estrella.

Por su parte la acusación particular en representación de la familia pedirá entre 12 y 20 años de reclusión menor por un delito de violación y entre 26 y 30 años de reclusión mayor por asesinato realizado con alevosía, abuso de confianza y fin hostil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de septiembre de 1993

Más información

  • La menor estrangulada por su primo en Bilbao fue violada tras su muerte