Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar confirma a García Escudero como su candidato en el PP regional

Pío García Escudero, arquitecto de 40 años, diputado regional del PP desde 1991, recibió el pasado martes la bendición oficial para convertirse en el nuevo presidente de los conservadores madrileños en el próximo congreso regional. Ese día, José María Aznar se encargó personalmente de comunicar a García Escudero que había sido elegido para encabezar la candidatura de la mayoría a la presidencia regional del partido, según indicaron fuentes municipales y autonómicas.El Partido Popular llevaba siete años sin celebrar un congreso en Madrid. Desde entonces, Luis Eduardo Cortés ha ocupado la presidencia regional, cargo que se ve forzado a abandonar iras su elección como diputado nacional por Madrid. El PP aprobó en febrero pasado los nuevos estatutos, que limitan la compatibilidad de cargos. El congreso se celebrará los próximos 24 y 25 de septiembre.

La dirección nacional del PP emprende así la renovación pendiente del partido en Madrid. Para ello ha buscado a un hombre joven, sin enemigos conocidos y próximo a la denominada familia de Valladolid, que encabeza el propio Aznar. García Escudero ocupó durante varios años el cargo de director general de Patrimonio en la Junta de Castilla y León.

Además, el futuro presidente es un puente entre el PP del Ayuntamiento y el de la Comunidad, ya que mantiene relaciones con ambos grupos al compatibilizar la dirección del departamento de Rehabilitación de la Empresa Municipal de la Vivienda con el cargo de portavoz adjunto en la Asamblea.

Próxima ejecutiva

García Escudero ha empezado ya a negociar la formación de la próxima ejecutiva regional, que integrará a parte del sector saliente y a algunos concejales del Ayuntamiento de Madrid. Por este motivo, García Escudero se entrevistó ayer con el alcalde de Madrid. José María Álvarez del Manzano, sin embargo, calificó todos estos hechos como "serpientes de verano".

Con este espíritu conciliador, García Escudero intenta evitar que el congreso sea traumático. Los hombres fuertes del PP municipal han garantizado al partido su adhesión a García Escudero siempre que se respete una cierta presencia de concejales en la nueva ejecutiva.

No obstante, las posibilidades de que el candidato elegido por Aznar tenga que medirse con una lista alternativa son remotas, según distintas fuentes. En los últimos días, sólo ha creado tensión la actitud de una comisión anónima de concejales que convocó por fax a sus compañeros a una comida que no se celebró. Este grupo teme que, tras el congreso, haya caza de brujas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de septiembre de 1993