Seles, futuro comprometido

Roland Garros amaneció con pésimas noticias sobre la recuperación de la tenista serbia Mónica Seles. Según informó Stephanie Tolleson, su representante, la carrera de la número uno mundial se ve seriamente amenazada por las consecuencias de la agresión que sufrió en Hamburgo de manos de un desequilibrado mental. Tolleson explicó que Seles no ha podido tocar todavía la raqueta y que cualquier plan a corto plazo sobre su retorno a las pistas está absolutamente descartado. Ello va a hipotecar en buena medida la participación de Seles en los mejores torneos.Según informaciones llegadas desde Estados Unidos y recogidas por el diario L'Equipe, la cuchillada sufrida por Seles no es todo lo superficial que se había diagnosticado en principio y podría haber afectado músculos importantes para la práctica del tenis. La zurda Seles, por su particular estilo esforzado con golpes de revés a dos manos, somete su espalda a presiones y movimientos muy exigentes. La serbia es una tenista que obtiene todo su juego de una enorme potencia en el golpe en contraste con otras, de mayor repertorio táctico y mejor relación con la red.

"Mónica sigue bajo tratamiento con resonancias magnéticas para definir totalmente el alcance real de la lesión", explicó Tolleson. Asimismo, su representante informó que los médicos que la atienden, temerosos de una posible infección a causa de los posibles agentes contaminantes del cuchillo, no han cicatrizado todavía la herida porque ésa es la única manera de impedirlo con seguridad.

Las palabras de Tolleson han originado la duda sobre si el centímetro y medio que se dio a conocer durante el incidente no se refería a la profundidad de la herida, sino a su longitud.

Al margen de cuestiones meramente físicas, su agente recordó que, psicológicamente, Seles no se ha rehecho del impacto que padeció en Hamburgo como para participar en un torneo. Sobre todo, por el acoso a que sería sometida por los medios de comunicación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 31 de mayo de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50