Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona apela a la presión para ganar al Oviedo

R. C. / J. M., Cuanta más presión tenemos, Mejor funciona el equipo. El buen jugador quiere ir al 80% de sus posibilidades. La única forma de que vaya al 100% es con mayor presión. Con tranquilidad, hemos perdido demasiados puntos". Ésta es la filosofía a la que se agarra Johan Cruyff, el entrenador del Barcelona, para confiar en la victoria de su equipo hoy ante el Oviedo (20.30).

La presión que agradece el técnico azulgrana no es la que generaron las manifestaciones de su presidente, Josep Lluís Núnez, en el sentido de que, si él hubiera sido su preparador, el Oviedo no habría sucumbido ante el Real Madrid por 0-4 hace apenas dos semanas. "Núñez es un aficionado; importante, pero un aficionado. No hay que desprestigiar nunca al contrario. Calentar el partido de esta forma es un poco absurdo", matizó Cruyff.

Las bajas de Koeman, sancionado, y Eusebio, lesionado, así como la estadística [el Barcelona sólo ha ganado siete de los 29 partidos que ha disputado en el estadio Carlos Tartierel, juegan en contra del líder (50 puntos). El Oviedo recupera a Pirri y Berto, pero no podrá contar con Luis Manuel, sancionado. Jerkan y Lacatus, con distintas molestias, son dudosos para Radomir Antic. La aspiración del conjunto asturiano (16º, con 26), con moral tras ganar en Tenerife, es eludir la promoción.

A su vez, el Atlético de Madrid (6º, con 37) necesita derrotar a Osasuna (11º, con 30) para enderezar sus opciones de clasificarse para la Copa de la UEFA. Para el encuentro de hoy (18.00) en su campo del Calderón no podrá disponer de López, sancionado, y probablemente tampoco de Luis García, que ayer sufrió un problema muscular.

. El cuadro rojiblanco deberá superar su compromiso liguero sin el apoyo de sus aficionados. Lo primero, porque él público apenas aparece ya por sus gradas. Lo segundo, y fundamental, porque el Frente Atlético, que sí acude a ellas, ha anunciado una huelga de aplausos como medida de protesta por la pasividad del club en expulsar a los grupúsculos violentos de su peña.

Con todo, la principal preocupación de Cacho Heredia, su técnico, es la manera de controlar a los delanteros polacos Urban y Kosecki: "Osasuna forma un bloque con un sistema bien estructurado y dos puntas rapidísimos. Lo normal es que realicemos un marcaje especial sobre ambos para tratar de frenarles".

Por otro lado, el Zaragoza y el Betis han mostrado interés por .contratar a Orejuela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de mayo de 1993

Más información

  • El Atlético recibe a Osasuna con sus aficionados en 'huelga. de aplausos'