6 DE JUNIO, ELECCIONES LEGISLATIVAS

La otra comida del magistrado

Garzón habló con Anguita a los 12 días de hacerlo con González

El juez Baltasar Garzón comió el pasado 11 de marzo en un restaurante de la calle de Santa Catalina, cerca del Congreso de los Diputados, en Madrid, con un grupo de dirigentes de Izquierda Unida (IU).Los contertulios del magistrado, en una sobremesa que duró tres horas y media, fue ron su primo Baltasar Garzón Garzón, diputado de IU por Granada; el coordinador gene ral de Izquierda Unida, Julio Anguita; el diputado de esa formación por Málaga Antonio Romero, y el coordinador del Grupo Parlamentario de IU-IC en el Congreso, Ángel García Castillejos. La reunión había sido promovida por el primo del juez y por Antonio Romero, quien había conversado en privado con Garzón en tres ocasiones anteriores.

El juez de la Audiencia Nacional, según la versión dada a este diario por dos de los asistentes a la comida, explicó su primera entrevista con Felipe González, celebrada el 27 de febrero en una finca del coto nacional Quintos de la Mora (Toledo). Garzón dijo que había aceptado una invitación hecha por su colega en la Audiencia Nacional Ventura Pérez Mariño, amigo suyo y del anfitrión, el presidente de Castilla-La Mancha, José Bono. Pérez Mariño ha sido incluido como independiente en la candidatura socialista por Lugo.

Garzón comentó que no tenía claro si en su charla en la finca el presidente del Gobierno había sido con él "sincero o cínico". Dijo que, en esa reunión, se había mostrado duro con la corrupción y había elogiado la tarea realizada por los jueces italianos, especialmente por el magistrado Antonio di Pietro, contra la financiación irregular de los partidos políticos en ese país.

Durante toda la sobremesa, el juez Garzón se refirió muy críticamente a la política del Gobierno de la que, en expresión de uno de los asistentes, dijo "sapos y culebras"- y al propio Felipe González. El magistrado de la Audiencia Nacional habló de la corrupción y del caso Filesa, que consideró un "teina muy gordo".

Colaborar con IU

Garzón conocía a los peritos que trabajaron para el instructor del caso Filesa, Marino Barbero, y no dudaba de que su informe -que se hizo público 11 días después de esta comida- iba a tener consecuencias "serias", como así fue.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El juez criticó, además, el indulto concedido por el Gobierno a guardias civiles condenados por torturadores, que se había producido poco antes. Según la misma versión, llegó a decir que estaba cansado de su "lucha en solitario" desde la Audiencia Nacional.

Los dirigentes de IU ofrecieron al juez colaborar con ellos con propuestas que luego serían incorporadas al programa electoral de la fuerza que encabeza Anguita, aunque entonces parecía lejana la convocatoria de los comicios. En concreto, siempre según las fuentes informantes, Antonio Romero le ofreció remitirle un borrador de proyecto de ley sobre la lucha contra el blanqueo de dinero negro y sobre la creación de una Policía Judicial dependiente orgánica, presupuestaria y disciplinariamente del Poder Judicial y sin competencias de Interior.

La idea era que el juez revisase el texto y añadiese todas las sugerencias o cambios técnicos que estimase conveniente. Para garantizar el anonimato de su colaboración se le ofreció, incluso, que si escribía algún documento lo hiciese bajo seudónimo. Finalmente, Romero no le remitió sus borradores, al anticiparse la convocatoria electoral, y la propuesta de colaboración del magistrado no se concretó.

Tras hacerse pública la inclusión del juez como número dos en la lista del PSOE por Madrid, Julio Anguita declaró que ello le causaba "perplejidad y extrañeza". No fue el único sorprendido. Incluso entre sus amistades, se consideraba a Garzón más próximo a las tesis de Izquierda Unida que a las del PSOE.

Sobre la firma

Javier Rivas

Forma parte del equipo de Opinión, tras ser Redactor Jefe de la Unidad de Edición y responsable de Cierre. Ha desarrollado toda su carrera profesional en EL PAÍS, donde ha trabajado en las secciones de Nacional y Mesa de Cierre y en las delegaciones de Andalucía y País Vasco.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS