Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jugadores del Madrid piden al club que frene las amenazas de los Ultras Sur

VICENTE JIMÉNEZ, "El sector más violento de los Ultras Sur comienza a ser incontrolable y a tener un comportamiento mafioso", reconoce un directivo del Real Madrid. La plantilla, capitaneada por Michel, ha decidido cortar toda relación con este grupo y solicitar al club que ponga fin a sus amenazas a la vista de los últimos incidentes, en los que se han producido intentos de agresión hacia algún jugador. Los Utras Sur habían llegado a pedir dinero a cambio de individualizar su apoyo a los futbolistas en el estadio: quien se negara a pagar corría el riesgo de ser increpado. La policía confesó su sorpresa por el hecho de que el Madrid no haya denunciado lo sucedido. El presidente Ramón Mendoza aseguró desconocer el tema.

La cadena de incidentes entre hinchas violentos y jugadores tiene su origen en las pasadas Navidades, cuando los Ultras Sur solicitaron a cada jugador un "aguinaldo" y recibieron una airada negativa de Martín Vázquez. Una vez concluido el encuentro Real Madrid-Osasuna se produjo otro enfrentamiento entre este grupo y varios jugadores, fundamentalmente Martín Vázquez y Jaro, cuando éstos se ejercitaban en el terreno de juego. El suceso no pasó de un cruce de insultos, con las vallas como elemento pacificador, aunque una parte del grupo esperó sin éxito a Martín Vázquez a la salida del vestuario y, posteriormente, "para darle un susto", en un hipermercado próximo al que suele acudir el jugador. Este incidente se repitió días después en la Ciudad Deportiva.El último suceso se originó en París, cuando coincidieron en el aeropuerto de la capital francesa jugadores e hinchas horas después de consumarse la eliminación del Real Madrid de la Copa de la UEFA ante el París Saint Germain. Hubo cruce de insultos y algún que otro esputo al aire (el guardameta Jaro fue escupido). La intervención del vicepresidente Lorenzo Sanz, que regaló a los ultras las cajas de bocadillos sobrantes de la cena, permitió aliviar la tensión.

Tras este suceso, algunos jugadores tomaron cartas en el asunto y se convocó una reunión en el vestuario. Era evidente, en esos momentos, que jugadores como Rocha y Zamorano gozaban de un trato de favor por parte de este grupo, en contraste con otros como Hierro o Martín Vázquez, lo que les convirtió, a ojos de sus compañeros, en sospechosos de haber tenido alguna trato de favor con los Ultra Sur.

Todo ello condujo a un enfrentamiento verbal entre Michel y Rocha. Finalmente, se procedió a una votación en la que ganaron los partidarios de romper todo vínculo con los ultras. Como medida apaciguadora, la plantilla aceptó que, durante la celebración de los partidos, se mantuviera un trato correcto con ellos. Se acordó, por ejemplo, que se les respondiera cuando solicitaran el saludo de algún jugador en el inicio de los partidos.

Benito Floro incluso consultó a sus jugadores sobre los citados hechos, tal y como ayer recogió el diario El Mundo. El asunto está en manos del club dado que los jugadores han hecho constar su protesta. Sin embargo, la junta directiva no ha sido informada de estos incidentes. Funcionarios del Madrid han confirmado a este periódico que el líder de los Ultras Sur, José Luis Ochaíta, "campa como quiere por el Bernabéu". Este periódico contactó ayer con Ochaíta, pero éste se negó a hablar. Varios directivos se han manifestado contrarios a cualquier relación de la entidad con el grupo radical.

Lorenzo Sanz, vicepresidente del Madrid, reconoció que "alguna gestión se ha hecho" respecto al tema, pero aludió a que los jugadores sólo pidieron que se frenaran las amenazas a Martín Vázquez. Sanz calificó estos incidentes como "un hecho aislado al que no hemos dado ninguna importancia". Sanz es el directivo al que más veces se ha vinculado con estos grupos. "Sería incapaz de financiarlos", afirmó. "No tengo nada que ver con ellos. Lo único que procuro es que la relación sea más fluida o controlarlos, pero siempre de acuerdo con la policía". Mendoza, por su parte, declaró: "No se nada de todo esto".

"Es indudable que estos hinchas han hecho una gran contribución a la hora de desprestigiar la imagen del Real Madrid", manifestó un directivo, "si ahora desestabilizan a la plantilla, habremos hecho un negocio redondo".

Sorpresa policial

Fuente policiales consideraron irrelevante la financiación que los Ultras Sur puedan obtener de los jugadores, algo que, por otra parte, no es nuevo. En el pasado, el fallecido Juan Gómez, Juanito, reconoció haberlos apoyado. Más recientemente, el mexicano Hugo Sánchez contribuyo en la compra de pancartas y material utilizable en los partidos. De alguna u otra manera, muchos jugadores han colaborado con el grupo a traves de rifas o con entradas gratis. Damián Sedano, delegado gubernativo en el Bernabéu, aclaró que la policía actuará con firmeza ante cualquier tipo de extorsión. "Si las amenazas han existido, no entiendo cómo el club no las ha denunciado", señaló.

Por otro lado, José Luis Ochaíta y otro significado miembro del grupo Ultras Sur, Príamo Villalonga, participaron recientemente en un debate televisivo sobre neonazis organizado por el programa que dirige la periodista Cristina Saralegui en la cadena de habla hispana de Miami Univisión, según informa Clemson Smith Muñiz. El programa, grabado el 24 de febrero y emitido el 12 de abril para los Estados Unidos y 16 países de América Latina, contó con otro representante español, Fernando Santos, miembro de Cedade, conocido grupo de extrema derecha.

Villalonga y Santos participaron activamente en el debate, mientras que Ochaíta ocupó un puesto entre el público, desde el que intervino en una ocasión. Todos ellos acudieron a Miami con los gastos pagados por el programa, según explicó Robert Lenz, productor del mismo. Villalonga, que lució una camiseta con las palabras Ultras Sur, hizo apología de la violencia y despreció a los inmigrantes, a los negros y a los judíos. Villalonga confesó que el fútbol suponía para el grupo un gran medio publicitario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de abril de 1993

Más información

  • Dos miembros del grupo participaron en un debate televisivo sobre neonazis en Miami