Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardía Civil desactiva una bomba en la línea férrea Madrid-Hendaya

Artificieros de la Guardia Civil desactivaron ayer por la tarde una bomba, compuesta por unos dos kilos de explosivo, que había sido colocada en la vía férrea Madrid-Hendaya, cerca de Miranda de Ebro (Burgos). Renfe cortó el tráfico de trenes sobre las 14.00, poco después de que el diario Egin advirtiera que había recibido una llamada en la que se alertaba sobre la colocación de paquetes explosivos entre las localidades burgalesas de Miranda de Ebro y Pancorbo.El grupo de desactivación de explosivos de la Guardia Civil localizó el artefacto sobre las 17.15 en el kilómetro 453 de la línea férrea Madrid-Hendaya, cerca de la granja La Bugeda. A las 18.35 el artefacto quedó inutilizado y se reanudó el tráfico ferroviario. El explosivo no había sido analizado al cierre de esta edición.

Por otra parte, el reventón de una lata de aceite pisada por un camión fue confundido con una explosión en un coche por los vecinos del barrio de Amara, en San Sebastián, lo que provocó una salida en falso de los artificieros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1993