Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Rosa vende su avión al Santander por 2.000 millones

Javier de la Rosa ha vendido su avión Falcon 900 por 19 millones de dólares -algo más de 2.000 millones de pesetas- a su principal acreedor, el Banco Santander. Los ingresos obtenidos de esta forma se han destinado en parte a cancelar créditos pendientes con el banco comprador, según fuentes conocedoras de los negocios del financiero. Esta posibilidad ha sido desmentida por De la Rosa, que afirma haber adquirido un nuevo avión.

El nuevo aparato, según el financiero, es un Challenger. El Banco Santander, cuyos portavoces no han querido realizar ningún comentario sobre la operación, ha adquirido el Falcon a través de una sociedad filial.Se da la circunstancia de que el Banco Santander es el principal acreedor de Javier de la Rosa. La relación entre ambos se remonta al periodo en que el financiero era el máximo responsable de Torras en España.

La participación del 12% que De la Rosa posee en la compañía alimentaria Ebro fue adquirida con un crédito de 8.500 millones concedido por el Santander que aún está vigente. El financiero también ofreció a este banco la hipoteca de su sociedad de inversiones, Quail, por casi 4.000 millones de pesetas.

La principal participación del financiero es el 30% de Grand Tibidabo, que también adquirió mediante un crédito que todavía está pagando. Hace pocos días se dieron a conocer los resultados de Grand Tibidabo de 1992. Según De la Rosa, los beneficios fueron de 2.419 millones, inferiores a las supuestas plusvalías obtenidas por la venta de la participación del 25% de Tele 5. Esta venta se realizó a finales del pasado año, aunque el financiero se negó a reconocerlo durante varios meses (véase EL PAÍS del 21 de enero).

La principal inversión de Grand Tibidabo es el parque de Tarragona a través de la sociedad Grand Península. Esta sociedad no ha nombrado nuevo consejero delegado en sustitución del anterior, Carles Vilarrubí, que dimitió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de marzo de 1993

Más información

  • Niega que sea para pagar créditos