COPAS DE EUROPA DE FUTBOL

Fonseca apuntilló al Valencia con cinco goles

La nueva estrella del Valencia no brilla. Nadie las tiene todas con Miodrag Belodedici y hablan susurrando por si al levantar la voz acaban por estropearle el tobillo derecho. Aún menos abordan la gran amistad que le une a Prosinecki, no vaya a ser que por platicar del rubio se les rompa el moreno.

Llegó como el hombre libre que se sitúa por delante de la defensa y entrega balones a distancia con una precisión envidiable para dar verticalidad al juego y hacer un gol en tan solo tres toques desde que la pelota es robada al contrario. Y de momento tan sólo se le ha visto atrás, con formas, colocación y observando a sus compañeros.

El Nápoles supo hacer de muñeco de feria burlón. Mostró la cabeza para esconderla tan de súbito como la volvió a sacar. El contragolpe que no es pero si que lo es. El Valencia corrió a balonazos al conjunto italiano durante buena parte del primer periodo pero goles son amores y no buenas intenciones.

El Valencia viajará a Nápoles dentro de 15 días esperando un milagro de la Virgen de los Desamparados. La entrega que puedan poner todos y cada uno de los jugadores será poco para levantar un 1-5 adverso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS