Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Relleno de sentimientos

Cuatro cadenas emiten diariamente 11 'culebrones'

La programación estival, propicia para la emisión de fondos de almacén con reposiciones que alcanzan hasta su tercer pase, se ha convertido, en el reino del culebrón. Gracias a la programación de TVE, Tele 5 y Atena 3, los espectadores, pueden ver diariamente, de lunes a viernes, hasta 11 folletines, nueve, en versión original latinoamericana, y dos, dobladas del inglés. Un relleno de sentimientos que levanta ampollas en la industria audiovisual española, que se considera abandonada.Cristal, Destino y Abigail es la oferta de TVE-1; Falcon Crest y Mundo defieras, de La 2; Manuela, María de nadie y La loba herida, de Tele 5, y La selva de cemento, Atrévete y Santa Bárbara, de Antena 3. Además está la oferta de los canales autonómicos, distinta en cada ámbito de cobertura, que también han abierto sus puertas a este tipo de programas.

"Atraen audiencia" es el argumento que esgrimen los programadores, que -antes de quese desatase la competencia- agregaban otro: "Son programas baratos".

Esto último ha dejado de ser cierto y es, en parte, el argumento en el que se basan los productores, directores y actores españoles para criticar la programación de las televisiones, sobre todo de las públicas. Una televisión pública llegó a pagar hasta 1.200.000 pesetas por cada capítulo de un culebrón, una cifra récord que se considera escandalosa entre los productores -españoles.

"A esos precios se pueden producir series en España con igual o mayor éxito, con la posibilidad adicional de poder vender en el extranjero ese mismo producto y mantener una industria audiovisual", declaraba un productor que pedía no ser citado por su nombre.

La queja de los productores españoles se centra en que la crisis económica que padece RTVE desde la aparición de las cadenas privadas repercute directamente sobre su negocio. RTVE ha reducido drásticamente su producción y ha dejado de coproducir largometrajes con el cine español, del que fue uno de los principales sostenedores en los últimos años.

Y la principal competencia le ha venido a TVE de una cadena como Tele 5, que ha diseñado una programación eficaz para conseguir audiencia y en la que el culebrón ha tenido un sitio especial. De hecho, fue la primera cadena en franquear el horario habitual de los folletines -matinal o sobremesa- e instalarlo en el horario de máxima audiencia, las 21.05, el llamado prime time. Los culebrones ya no eran sólo, como decían los expertos, un género para marías, sino que competían con los mejores programas de la competencia.

Los productores y algunos ejecutivos de TVE en desacuerdo con los actuales criterios de programación consideran que la televisión pública no debe ceder y entrar a competir con los mismos criterios de una televisión comercial, cuyos resultados están por ver que sean rentables, incluso económicamente.

Los representantes de la industria audiovisual consideran que las series de cine español de los años cincuenta y sesenta, emitidas por todas las cadenas, han tenido un éxito espectacular de audiencia lo que avala la capacidad de convocatoria del cine español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de agosto de 1992