Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FINAL DE LA COPA DEL REY

Beenhakker: "Futre ha demostrado que es un jugador fantástico"

M. G. / I. M, Leo Beenhakker, entrenador del Madrid, se rindió ante la innegable superioridad del Atlético. "Han sido, sin duda, los mejores, y por tanto los justos vencedores. Pero quiero hacer una mención especial a Paulo Futre, que ha demostrado que es un jugador fántastico", sentenció el técnico holandés, que ayer dijo adiós al Real Madrid, club que abandonará en los próximos días.

El entrenador madridista tuvo palabras de crítica hacia el club. "En los últimos días los jugadores han tenido que sufrir una presión adicional con las noticias que llegaban desde el exterior sobre su futuro. Por la Prensa se han enterado si tenían un hueco en el equipo el año que viene, y eso, sin duda, les ha aféctado".

Pero Beenhakker no restó méritos a la contundente victoria del Atlético. "En la primera parte han sido mucho mejores. Nosotros, además, tuvimos que suplir a Hagi, lesionado. En la segunda parte buscamos la reacción jugando con cuatro puntas. Los jugadores dieron todo lo que tenían y podían, pero no ha sido suficiente".

El entrenador del Madrid reconoció que era "un día triste para todos", aunque recordó que el equipo había llegado a las dos finales, la de Tenerife y la de ayer. "Eso no quiere decir que el equipo se merme en las finales".

El mérito

Luis Aragonés, entrenador del Atlético, proclamó que el mérito era de los jugadores. "Ellos son los que lo dan todo, los que ponen en práctica lo que el entrenador les indica y han demostrado ser un gran equipo". Aragonés resaltó la importancia de que la plantilla rojiblanca haya sido capaz de asimilar en poco tiempo la filosofia que él ha tratado de inculcarles. "El éxito no es sólo de Futre, sino de todos. Hay otros que en el campo desempeñan una misión más oscura pero no menos importante que él".

El entrenador del Atlético, que calificó de "encomiable" el trabajo de sus rivales en la segunda parte, volvió a insistir en que tanto los madridistas como ellos eran los que debían haber ganado la Liga, pero esta vez añadió: "No por ello hay que dejar de felicitar al Barcelona".

Aragonés, que fue muy crítico en las vísperas de la final con el colegiado Díaz Vega, mantuvo ayer esta actitud. "He visto cosas que no me han gustado y no hablo de jugadas tan sólo. Me refiero, por ejemplo, a una ocasión de ataque nuestra en la que había peligro y que fue interrumpida por el árbitro para sacar una tarjeta a Michel. Eso no es un fallo arbitral".

Díaz Vega contestó a las palabras de Luis Aragonés: "Puede seguir diciendo misa toda la semana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de junio de 1992