Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO / GIRO

Induráin vuelve a distanciar la rivales antes de los Alpes

Miguel Induráin volvió a efectuar ayer otra exhibición en el Giro y en la antevíspera de las tres etapas alpinas volvió a sacar ventajas sobre sus rivales. Esta vez fueron Roberto Conti (Ariostea) y Marco Giovannetti (Gatorade). Claudio Chiappucci (Carrera), de nuevo fue el más fuerte y tanto Franco Chioccioli (GBM) como el norteamericano Andrew Hampsten (Motorola) debieron salvar los muebles a última hora. Marco Salligari (Ariostea) ganó la 16ª etapa tras una escapada de 146 kilómetros.

La etapa, teóricamente de transición antes de los Alpes que se inician mañana, volvió a animarse Como está siendo habitual en este Giro. La escapada del modesto Salligari desde el kilómetro 18 entraba dentro de lo normal. Llegó a tener más de 11 minutos de ventaja y parecía que toda la historia de la jornada iba a reducirse a si sería cazado o no por el pelotón.Pero a 50 kilómetros de la meta, en el descenso del alto de Aprica, no puntuable, pasado también el Intergiro, se produjo un corte en el pelotón propiciado por el siempre inquieto Chiapucci. Induráin, que le vigila constantemente con toda razón Corno el rival más peligroso, saltó inmediatamente tras él y sólo se juntaron Mario Cipollini, el printer y líder de la regularidad, del equipo de Chioccioli, y Alesio di Basco, del Amore e vita.

Las diferencias oscilaron entre los 25 y 35 segundos durante casi 40 kilómetros y el susto volvió a entrar en el cuerpo de los rivales de Induráin ante su poderío. Menos mal que Chaippucci no es un gran rodador y Di Basco tampoco era mucha ayuda. Cipollini incluso se quedó para ayudar en el pelotón posterior. Al empezar la subida del Valicodi Triangia, y gracias al trabajo ímprobo de los hombres del Motorola, pudieron enlazar con la cabeza Chioccioli, Hampsten, Franco Vona (compañero de Chioccioli) y, posteriormente, el francés Gerard Rue (Castorama).

La escapada era ya demasiado fuerte y aunque Salligari resistió para ganar la etapa, sí fue suficiente para que Conti, segundo hasta ayer, y Giovannetti, cuarto, perdieran definitivamente tiempo. Conti, junto a Lucho Herrera (Postobón), 1.5 minutos. Giovannetti, 1.37. Chiappucci queda ya como el único rival cercano, a 2.14 y el resto, incluído Chioccioli, que tuvo la pequeña propinilla de quitarle cuatro segundos a Induráin en el sprint final, está a más de tres o cuatro minutos.

Triunfo de Mottet

Por otro lado, Charly Mottet (RMO) ganó el Dauphiné Liberé al imponerse en la última contrarreloj. Superó en la clasificación final por 43 segundos a Luc Leblanc (Castorama) y por 2.. 11 minutos a Gianni Bugno. Greg LeMond (Z) terminó a 5.11. Contra el crono Bugno cedió 1.28 y Lemond 1.40 ante Mottet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de junio de 1992