El Congreso ruso aprueba la base de la reforma constitucional

El Congreso de los Diputados del Pueblo, o macroparlamento de Rusia, aprobó ayer la concepción general de la reforma constitucional y las cláusulas básicas del proyecto de la nueva Constitución. Asimismo, aplazó hasta el próximo congreso la discusión del proyecto en sí. Los parlamentarios votaron por una declaración en la que se decide publicar el proyecto de la nueva ley fundamental y organizar en las repúblicas, provincias y ciudades una "amplia discusión" del texto y un sondeo de opinión sobre sus principales puntos. De los cuatro proyectos existentes, sólo se discutirá el de la Comisión Constitucional, cuyo principal autor es el líder del Partido Socialdemócrata, Oleg Rumiántsev. El Congreso se negó a debatir incluso el proyecto presidencial, elaborado por Serguéi Shajrái, secretario de Estado encargado de cuestiones jurídicas, que hasta hace poco era viceprimer ministro.

A petición del mismo Rumiántsev -que define su proyecto constitucional como el de una "república semipresidencialista" con un "Parlamento fuerte y un presidente fuerte"- se incluirán enmiendas a los capítulos XVI y XVII presentados por presidente Borís Yeltsin y que tratan de la separación de poderes entre Ejecutivo y Legislativo.

Los parlamentarios comenzaron a debatir el lugar de Rusia en la CEI. Este punto promete desatar acaloradas discusiones, pues son muchos los diputados que opinan que la creación de la CEI causó la desintegración total del Estado -de hecho unitario- que existía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de abril de 1992.

Lo más visto en...

Top 50