Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renfe rebaja precios para recuperar los viajeros perdidos el año pasado

Los servicios de largo recorrido de Renfe sufrieron el año pasado un descenso del 4% en el número de viajeros por kilómetro, según señaló ayer Alberto García, director general adjunto de la compañía. Este dato, unido al estancamiento producido en el área de transportes regionales y la consiguiente pérdida total de ambas actividades de más de 14.000 millones de pesetas, ha provocado la creación de un plan específico de reajuste de la oferta, tanto en recorridos y horarios, como en precios de venta de billetes.García, responsable directo de las áreas de largo recorrido y transportes regionales de viajeros, detalló ayer ese plan que entrará en vigor paulatinamente hasta el 13 de octubre, y cuyos ejes más relevantes son:

Readecuación del sistema tarifario en función de elementos como el uso, la estacionalidad o la frecuencia.

Favorecer la venta anticipada de billetes. Si se utiliza este método, el viaje será 200 pesetas más barato, cuando hasta ahora esas 200 pesetas eran de recargo por reserva.

Rebajas en los precios en determinadas estaciones del año y en determinadas líneas. A esta oferta se une otra destinada a los fines de semana, y que consiste en la cobertura de cualquier recorrido -ida y vuelta- por 3.000 pesetas.

Creación de una nueva tarjeta de viaje que sustituya tanto a la actual como al cheque-tren. Esta tarjeta tendrá un precio fijo según su tiempo de validez.

Reserva telefónica de billetes a través del denominado billete-fax.

Los trenes saldrán a las horas en punto y, además, se podrá enlazar con las redes regionales y comarcales.

Por otra parte, Renfe está negociando con diversas comunidades autónomas fórmulas de reparto del coste del servicio ferroviario. En concreto, está ultimando un acuerdo con Murcia para la explotación de varias nuevas líneas, pero con la peculiaridad de que la maquinaria sea propiedad de la comunidad, y que la gestión corra a cargo de Renfe. Algo similar se está tratando con Cantabria y Castilla La Mancha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de febrero de 1992