Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa de calzados Imepiel presentó ayer suspensión de pagos

La fábrica de calzados Industrias Mediterráneas de la Piel (Imepiel), de La Vall d'Uixó, presentó ayer suspensión de pagos. El acto lo formalizó a últimas horas de la tarde un abogado representante del actual propietario de la fábrica, el empresario catalán Josep Cusi, en el juzgado de guardia de la cercana población castellonense de Nules.La noticia, que ayer por la tarde no pudo ser contrastada por este periódico con la dirección de la empresa, fue confirmada por Alfonso López, secretario del comité de empresa de Imepiel. López, que, junto al resto de integrantes del comité, se encontraba reunido en la tarde de ayer con el alcalde de La Vall d'Uixó, el socialista Ernesto Fenollosa, señaló que esa decisión del propietario de la empresa es ilegal.

De ahí que el comité de empresa tiene previsto responder hoy con la presentación de sendas querellas contra el propietario, Josep Cusi, por un presunto delito de falsedad en documento público, y contra el director general del Patrimonio del Estado, Luis Alcaide. A juicio del comité de empresa, la Administración, pese a la venta de la fábrica, sigue siendo corresponsable de su propiedad y, por tanto, de la gestión llevada a cabo por el empresario Josep Cusi.

Cusi compró la antigua fábrica de calzados Segarra en febrero de 1990 al Patrimonio del Estado por un precio simbólico de 100 millones de pesetas y, a cambio, recibió una subvención de la Administración de unos 8.000 millones de pesetas para reflotar la industria. No obstante, lejos de sacar a Imepiel de su crisis, ésta se ha agudizado en los dos últimos años y, en la actualidad, la empresa tiene contraidas deudas que superan. los 4.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de enero de 1992