Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Limpieza étnica' en Croacia

Incontrolados secuestran a serbios leales al Gobierno de Zagreb

Entre el 16 y el 17 de octubre pasado, en un refugio de la calle de Viado Knezevic, de la ciudad croata de Gospic (al suroeste de Zagreb), se presentaron seis individuos uniformados, dos de ellos enmascarados. Preguntaron por Radovan Barac, vecino de la ciudad, que se encontraba junto a su familia. Tras maltratarle, se lo llevaron, al igual que a todos los demás hombres presentes en el refugio.

A las mujeres no las tocaron, pero los secuestradores advirtieron: "Ni una palabra de lo que habéis visto. De lo contrario, volveremos a por vosotras". Las aterrorizadas testigos no salieron del refugio durante los 10 días siguientes. Después de este suceso, otros vecinos de Gospic desaparecieron de refugios, casas y puestos de trabajo. Todos ellos tenían en común el ser considerados serbios leales al actual Gobierno croata.El primer ministro croata, Franjo Greguric, ha sido informado de las desapariciones. Diversas fuentes oficiales de Zagreb indican que ni la policía ni la Guardia Nacional actuaron en "la limpieza étnica de los refugios de Gospic".

Todas las gestiones de los familiares de los desaparecidos ante la policía, el Comando de Crisis y el Centro de Ayuda Social de Gospic recibieron la misma respuesta: "No sabemos nada". Se comprobó que en la cárcel de la ciudad no se encontraba ninguno de los desaparecidos.

La denuncia de ciudadanos serbios ha sido recogida por la revista Danas, la única voz moderadamente crítica de la prensa croata, lo que ha colocado a las autoridades de Zagreb en una posición incómoda. Hasta ahora, los medios de comunicación croata se habían hecho eco sólo de las atrocidades cometidas por las milicias serbias y el Ejército federal.

El presidente del Partido Nacional Serbio (SNS), Milan Dukic, ha declarado que existen pruebas de la desaparición de serbios en Zagreb, Gospie, Ogulin, Karlovac, Zadar y en las regiones de Banija y Eslavonia, y asegura que se ha iniciado una investigación para esclarecer los hechos. "Se trata de saber quién está detrás de estas desapariciones. Cuando dispongamos de una información precisa la daremos a conocer a la opinión pública", dice Dukic. El SNS, constituido en Croacia después de las elecciones de mayo de 1990, es considerado un partido político moderado en Zagreb.

Otras fuentes sugieren que grupos paramilitares podrían ser los responsables de tales acciones, pero los vecinos de Gospic aseguran que allí jamás ha actuado el ultraderechista Partido del Derecho Croata (HOS), un posible sospechoso, ni ningún otro grupo armado de estas características.

En Belgrado se dice que muchos de los desaparecidos han sido conducidos a campos de concentración para serbios, aunque este tipo de informaciones también circulan en ambientes serbios de Zagreb. Algunos miembros del Gobierno croata han expresado estupor ante los relatos que escucharon cuando visitaron algunas de las zonas afectadas.

En una reciente reunión de intelectuales serbios y croatas se discutió sobre las posibilidades de convivencia pacífica entre ambos pueblos y se puso especial énfasis en la necesidad del respeto del Estado de derecho en ambas repúblicas.

El SNS emitió un comunicado el pasado 11 de diciembre, que, según la agencia ex yugoslava y actualmente proserbia Tanjug, no fue reproducido por los medios de comunicación croatas, en el que se denuncia "un éxodo masivo de serbios" de Zagreb (100.000 entre un millón de habitantes) tras producirse una serie de crímenes contra miembros de esta comunidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de diciembre de 1991